Skip to Main Content

++

Introducción

++

En el presente capítulo se analiza en forma resumida la importancia de las evidencias y percepciones en el proceso de formulación de políticas en salud ambiental. Se discuten la relevancia del principio precautorio y el uso de las mejores evidencias disponibles a nivel global.

++

A partir de algunos estudios bibliométricos se evalúan las aportaciones que diferentes países latinoamericanos —en especial México— hacen al acervo mundial de conocimientos, como bienes públicos internacionales.

++

En el contexto de una creciente interdependencia entre países en temas relacionados con la salud, se analiza la importancia e influencia a nivel internacional y nacional de las grandes conferencias mundiales sobre salud, ambiente y desarrollo promovidas por el Sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), incluida la relevancia de los acuerdos y tratados internacionales que en la materia han suscrito los países de América Latina y el Caribe.

++

Marco de referencia

++

La salud ambiental es un campo del conocimiento y de la práctica de la salud pública. Como tal, responde a un paradigma complejo, cuya dinámica es determinada en forma directa e indirecta por una amplia variedad de factores ecológicos, demográficos, epidemiológicos, tecnológicos, políticos, económicos y sociales que interactúan en forma concomitante y simultánea afectando con intensidades diferenciadas los ecosistemas y diversos grupos de la población humana. Tanto la salud pública como la salud ambiental son transversales por naturaleza; penetran culturas, estados, gobiernos, disciplinas, territorios, periodos históricos y mercados. La enfermedad y la contaminación prescinden de las formalidades aduaneras. Los temas éticos y de justicia, así como de los derechos humanos, también son partes de la ecuación, incluyendo la participación de numerosos actores públicos, privados y sociales, cuyas percepciones, actitudes e intereses plurales con frecuencia no son fáciles de conciliar.1

++

Es importante recordar la definición de salud ambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), transcrita en el capítulo 2 de este libro: “aquellos aspectos de la salud humana, incluida la calidad de vida, que son determinados por factores ambientales físicos, químicos, biológicos, sociales y psicosociales. También se refiere a la teoría y práctica de evaluación, corrección, control y prevención de los factores ambientales que pueden afectar de forma adversa la salud de la presente y futuras generaciones”.2

++

En general, el consenso es que la salud pública es ‘‘la ciencia y el arte de prevenir la enfermedad, prolongar la vida y promover la salud a través de los esfuerzos organizados de la sociedad’’.3 Se parte de dos principios éticos: el primero, que ningún ser humano es intrínsecamente superior a otro; el segundo, que las acciones que hoy se realizan protegerán la salud y el bienestar de la población y de los individuos el día de mañana, lo que nos hace responsables tanto ante las generaciones presentes, como frente a las futuras.4

++

La traducción operativa de las definiciones señaladas se concreta ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.