Skip to Main Content

++

Introducción

++

La barrera tegumentaria o barrera epitelial es la frontera límite que tienen los organismos multicelulares frente al ambiente que los rodea. En los humanos, la piel y las mucosas son las superficies que cubren las funciones primordiales de mantener la integridad orgánica del individuo y de proteger la estabilidad de su medio interno; el epitelio de la superficie externa se continúa doblando el borde de los orificios naturales y se prolonga en el interior de las cavidades húmedas transformándose en mucosas y conjuntivas para cumplir con las mismas funciones de relación, contacto e intercambio con el ambiente. Estos recubrimientos epiteliales tienen características comunes:

  1. Son superficies expuestas a todas las agresiones e intercambios con el exterior.

  2. Son las capas celulares de revestimiento de las superficies.

  3. Separan compartimientos unos de otros.

  4. Están formados por células adheridas entre sí.

  5. Tienen escasa sustancia extracelular.

  6. Tienen capacidad para secretar diferentes compuestos.

  7. Un aspecto muy importante desde el punto de vista quirúrgico es que, aunque están nutridos e inervados, carecen de vasos sanguíneos.

++

Los vasos sanguíneos por lo general no penetran en los epitelios, la nutrición del epitelio depende de la difusión de los nutrientes gracias a su contacto con el tejido conjuntivo subyacente que sí está vascularizado. Entre estas dos capas o tejidos se encuentra la membrana basal, que debe ser atravesada por los diferentes compuestos nutritivos para alcanzar a las células epiteliales. Por ello se insiste en que los epitelios son avasculares y están inervados por terminaciones nerviosas libres. Las células de algunos epitelios de revestimiento (y entre ellos está la piel), también cumplen una función sensorial; los neuroepitelios que se encuentran en los órganos del oído, olfato, etc., son muy especializados.

++

Anatomía y fisiología de la piel

++

El origen embriológico de la piel es doble:1 la capa superficial, llamada epidermis, proviene del ectodermo superficial; la capa profunda, la dermis, se desarrolla a partir del mesodermo; por tanto, tienen características diferentes aunque dependan una de la otra. La superficie del embrión está cubierta inicialmente por una capa de células ectodérmicas, este epitelio se divide en dos capas al comienzo del segundo mes de la gestación y al proliferar las células de la capa basal para el final del cuarto mes se distinguen en cuatro capas: el estrato germinativo o capa basal en el cual se genera el flujo ininterrumpido de células nuevas; el estrato espinoso formado por células poliédricas; el estrato granuloso con los primeros signos de queratinización y el estrato córneo. En los primeros tres meses la epidermis es invadida por las células dendríticas que sintetizan la melanina, un pigmento que puede ser transferido a otros estratos por las prolongaciones de los melanocitos que después del nacimiento definen la pigmentación de la piel.

++

Los pliegues y los surcos de la piel son regidos genéticamente y son generados por influencia del mesodermo subyacente sobre el estrato germinativo;2 producen huellas características en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.