Skip to Main Content

++

Anatomía quirúrgica y fisiología de la pared del abdomen

++

La pared abdominal anterior es un conjunto de tejidos blandos que contienen y protegen las vísceras abdominales, limitada superiormente por los rebordes costales y la apófisis xifoides del esternón; inferiormente por las crestas iliacas, el pubis y los ligamentos inguinales; en tanto que posteriormente por las apófisis transversas de los cuerpos vertebrales lumbares (figura 12-1).

++
Figura 12-1.

Los músculos planos de la pared abdominal. 1) Oblicuo mayor; 2) recto mayor; 3) hoja anterior de la vaina del recto mayor; 4) piramidal; 5) pilar interno; 6) pilar posterior; 7) pilar externo; 8) orificio inguinal superficial; 9) ligamento inguinal (arco crural).

Graphic Jump Location
++

Las estructuras anatómicas que comprenden la pared anterior del abdomen son estructuras musculares de forma plana; el músculo recto anterior del abdomen, que se organiza como dos pilares verticales flanqueados por tres capas de músculos anchos dispuestos en direcciones cruzadas desde la superficie a la profundidad: el músculo oblicuo externo o mayor, se dirige de abajo hacia arriba y adentro; el músculo oblicuo interno o menor, se dirige de arriba hacia abajo y afuera, y el músculo transverso del abdomen, tiende sus fibras con fascículos horizontales. Las aponeurosis de estos músculos envuelven a los rectos, formando una vaina conocida como vagina musculi rectus abdominis o vaina de los rectos abdominales, las cuales se unen en la línea media del abdomen formando un verdadero tendón común central, la línea alba, ésta es perforada en la línea media por la cicatriz umbilical. Por debajo de los músculos se encuentra la fascia transversalis, que es la capa más fuerte de la pared abdominal y, por último, el peritoneo, membrana serosa que cubre tanto a la pared como a las vísceras de la cavidad abdominal. Los músculos de la pared del abdomen, además de contener y proteger las vísceras, constituyen un aparato respiratorio accesorio y facilitan la defecación al aumentar la presión intraabdominal cuando se contraen.

++

Es preciso reiterar la importancia clínica de la pared abdominal anterior, toda vez que es a través de ésta que se puede valorar el estado del contenido abdominal; su propia patología ha permitido el desarrollo de técnicas de exploración como la tomografía y la ecografía; capaces de detallar órganos internos y planos anatómicos superpuestos (figura 12-2).

++
Figura 12-2.

Sección transversal del abdomen por encima de la cicatriz umbilical. Muestra la disposición de los músculos planos del abdomen y los músculos de la pared posterior. El contenido abdominal no está señalado. 1) Línea alba; 2) músculos abdominales anteriores verticales; 3) músculos abdominales anterolaterales planos; 4) vértebra lumbar; 5) músculos de la espalda posteriores verticales; 6) músculos abdominales posteriores.

Graphic Jump Location
++

Existen patologías que pueden afectar directamente la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.