Skip to Main Content

++

Introducción

++

El aumento en la esperanza de vida de la especie humana, históricamente reciente, ha dado paso también al incremento de padecimientos crónicos degenerativos, entre los que destacan de manera importante los síndromes demenciales. Las características de progresión e irreversibilidad de estos procesos y las nulas posibilidades —hasta hoy— de curación han propiciado el desarrollo de investigaciones en el campo básico y clínico que han permitido conocer mejor algunos de los aspectos fisiopatológicos involucrados. Además, se han creado fármacos que facilitan un mayor control de algunos de los síntomas característicos, así como el probable retraso en el acrecentamiento de la declinación global que estos síndromes conllevan. Asimismo, destaca una clara tendencia a resaltar la importancia del manejo psicosocial para tratar de compensar el grave daño personal, familiar y social que estos procesos desencadenan.

++

Puesto que las demencias constituyen una afección propia de la edad avanzada, su aparición genera un gran desafío debido precisamente a la mayor esperanza de vida de la población mundial, en particular en los países en desarrollo. Si continúa el crecimiento sostenido de la población mayor de 65 años, el número de personas afectadas por estas patologías aumentará de manera progresiva. Así, es necesario que las distintas profesiones relacionadas con la salud —y no sólo los especialistas en la salud mental— dispongan de las herramientas clínicas necesarias para diagnosticar y tratar de manera integral esos padecimientos, con el fin de alcanzar la calidad de vida que demandan tanto los enfermos como sus familiares.

++

Este capítulo sobre los síndromes demenciales comienza con una breve reseña histórica del concepto de “demencia”, examina algunos aspectos epidemiológicos de estos padecimientos, para después revisar los criterios diagnósticos más utilizados y su clasificación, además de las características clínicas, el debate sobre algunos conceptos de etiopatogenia, el diagnóstico clínico y diferencial, así como el tratamiento de los síndromes más frecuentes.

++

Reseña histórica del concepto de demencia

++

Con objeto de entender la evolución de la demencia es necesario separar la historia del término a su concepto como enfermedad. El origen del término se remonta, al parecer, a la Roma del siglo I a.C. Proviene del latín dementia, que significa “falta de razón”. Para designar a las enfermedades que hoy se conocen como demencias, se utilizaron durante mucho tiempo otros términos, como “amencia”, “estupidez”, “idocia”, etc., conceptos que hacían referencia a los trastornos intelectuales, alteraciones de la conducta y la perturbación en las relaciones sociales. A partir del siglo XVII, la descripción de la semiología de los trastornos cognitivos se hizo más precisa. Primero, se separó el trastorno congénito del retraso mental; después el trastorno cognitivo adquirido se diferenció de otras enfermedades mentales y, por último, se reconoció que el trastorno cognitivo podría explicarse por una disfuncionalidad del sistema nervioso central (SNC).

++

Es en el siglo XIX que el término y el concepto “demencia” confluyen, para comenzar a utilizarse en el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.