Skip to Main Content

++

Introducción

++

Durante los últimos años se han logrado grandes avances en el conocimiento de la estructura, el funcionamiento del cerebro y sus alteraciones, así como la relación de éstas con la psicopatología. Si bien todavía falta un largo camino para lograr su clasificación etiológica, todos estos conocimientos han impulsado la visión biológica de la salud mental. No obstante lo anterior, existe la certeza de que la mayoría de la patología psiquiátrica se beneficia de las diversas técnicas psicoterapéuticas y supera sin duda la ausencia de tratamiento.

++

Estudios recientes sugieren que la combinación de psicoterapia y farmacoterapia es superior a cualquier tratamiento aislado, especialmente en algunos trastornos específicos.

++

Hay varias ventajas en el modelo en el que un solo psiquiatra conduce a ambos: la psicoterapia y prescripción de medicamentos para el mismo paciente.1 También la psicoterapia puede ser útil en estados emocionales que no pueden ser clasificados en la psicopatología oficial, pero son fuente de sufrimiento y discapacidad.

++

Es claro que cada vez se superan más dicotomías falsas, como mente-cerebro, genética-medio ambiente y la disyuntiva de fármacos o psicoterapia. Se concibe la conducta como el interjuego entre dotación biológica, ambiente personal y experiencias de vida, todo en una matriz cultural, donde se vuelve significativa. El cerebro es un órgano muy complejo y la mente, su resultado. Para su estudio el clínico emplea lenguajes y métodos diferentes, pues se observan desde diferentes niveles de abstracción. La mente es una función del organismo interactuando con su ambiente.

++

La psicoterapia es también un tratamiento biológico. Los estudios de neuroimagen han revelado que la psicoterapia produce efectos sensibles en la función cerebral.2 Se ha demostrado que la psicoterapia cognitivo-conductual modifica circuitos neuronales involucrados en la regulación de emociones negativas y en la extinción del miedo, tal es el caso de pacientes fóbicos, que muestran una elevada actividad de la corteza prefrontal dorso lateral y del giro hipocampal, actividad que disminuye después de la terapia ya citada.3

++

En cualquier conversación se producen cambios en la conexión de las neuronas, el factor fundamental es la eficacia a largo plazo de las conexiones sinápticas. Hay pruebas considerables de la plasticidad en las sinapsis químicas que poseen una notable capacidad de modificación fisiológica. Las sinapsis se pueden modificar en sentido funcional y anatómico durante el desarrollo y la regeneración, así como a través de la experiencia y el aprendizaje. El conocimiento no se almacena en forma de representaciones completas, sino que se divide en categorías diferenciadas y se almacena por separado.4 A pesar de todo permanece sin resolver el enigma más profundo de la biología: la representación nerviosa de la conciencia y de la conciencia de sí mismo. De todas suertes, el dualismo que divide a la psiquiatría de la neurobiología no tiene sentido. Es de esperar, como lo manifiesta Kandel, que esto sea sólo un interludio transitorio en la historia de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.