Skip to Main Content

++

Introducción

++
++

La investigación científica es la principal actividad que el ser humano lleva a cabo para promover el avance del conocimiento y eliminar las prácticas y creencias mal fundadas. Su creciente capacidad para explicar el orden del mundo las ha colocado en un lugar semejante al que hace siglos tuvieron otros sistemas de pensamiento, como la religión y la mitología. Hoy se sabe que las enfermedades se deben a la ruptura de un complejo sistema de interacciones naturales y sociales, y que los padecimientos pueden limitarse e incluso eliminarse, siempre y cuando se cuente con las herramientas científicas y tecnológicas apropiadas. En algunos casos este desplazamiento de saberes ha sido un proceso más o menos lento, pero en general las ciencias forman el discurso dominante en materia de salud.

++

El predominio de la explicación científica frente a otras explicaciones sobre el mundo natural y social es actualmente casi absoluto, y se ha pasado de un mundo regido por la certeza religiosa a uno caracterizado por el predominio del racionalismo científico. Actualmente todos los procesos patológicos se explican científicamente, lo mismo que las modificaciones del ambiente o del mercado económico; la educación se basa en la descripción científica del mundo y un argumento vale tanto como “la cantidad de ciencia” que contenga. No es gratuito entonces que la cultura contemporánea gire en torno a las ciencias y que todos los medios políticos, económicos o culturales las aprecien tanto.

++

El camino que las ciencias utilizan para producir conocimiento se conoce como método científico, y todavía se discute si es sólo uno —que sería útil para todos los tipos de ciencia— o si realmente existe un método para cada ciencia o grupos de ciencias. Algunos filósofos de las ciencias sostienen que el método es sólo uno y que cada ciencia desarrolla variaciones de un único método, útil para todos los casos. Otros pensadores sostienen que cada forma de hacer ciencia implica un método científico particular, prácticamente inaplicable en otros campos científicos.1 En favor de esta postura se argumenta que una de las formas de distinguir las diferentes ciencias es precisamente el tipo de método que usan. Debido a que la manera de acercarse al estudio de cada objeto constituye, en pocas palabras, el método específico de una ciencia, puede hablarse de tantos métodos como ramas generales de la ciencia. Así, por ejemplo, aunque la Física y la Química estudien el mismo objeto, su diferente nivel de acercamiento determina su naturaleza específica y las coloca como ciencias diferentes. Esto mismo sucede incluso con saberes específicos dentro de cada ciencia (como en el caso de la Física teórica o de la Bioquímica). Es también frecuente poner fronteras a cada tipo de ciencia mediante diferenciar sus objetos de estudio y además completar esta distinción al señalar los modelos teóricos y principios que les son ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.