Skip to Main Content

++

Introducción

++

La anemia es un problema importante de salud pública a nivel mundial, porque debilita el sistema inmunológico y disminuye la capacidad física y mental de la población que la padece. Se estima que 30% de la población mundial sufre algún tipo de anemia, las poblaciones más afectadas son las rurales y de zonas tropicales de países en desarrollo. Un 50% de los escolares de países en desarrollo podrían tener anemia.

++

Las personas requieren cierto nivel de glóbulos rojos que les permitan vivir de manera adecuada. Mediante la eritropoyesis se producen alrededor de 3 × 109 reticulocitos/kg/día, es decir, 1% del total de eritrocitos circulantes. La vida media de los glóbulos rojos es de 120 días, y cada día 1% de los eritrocitos seniles son retirados de la circulación, de ellos, 90% es eliminado por el bazo, en especial por el sistema monocito/macrófago y el 10% restante se hemoliza de forma espontánea en el torrente sanguíneo debido a la fragilidad osmótica o pérdida de fragmentos de membrana. Existe un equilibrio entre producción y destrucción que mantiene una concentración constante de glóbulos rojos que oscila entre 5.4 ± 0.8 millones/μl en hombres, y 4.8 ± 0.6 millones/μl en mujeres.

++

En enfermedades inflamatorias o infecciosas se puede presentar un desequilibrio en la eritropoyesis que conlleva a una situación de anemia, por el secuestro del hierro por el sistema monocito/macrófago y por una inadecuada respuesta medular a la eritropoyetina.

++

La magnitud de la anemia de una población puede ser considerada un indicador de calidad de vida y desarrollo, pues refleja las condicionantes de vida de la población. El objetivo de este capítulo es abordar la problemática de las anemias relacionadas con infecciones parasitarias, dado que se ha evidenciado una importante asociación de estas infecciones a la presencia de anemia.

++

Tipos de anemias

++

La incidencia y prevalencia de la anemia en una comunidad es consecuencia de múltiples factores, entre los que destacan: la dieta hipoproteica; déficit de hierro, de vitamina B12 o de ácido fólico y enfermedades agudas o crónicas, entre ellas las parasitarias.

++

Las poblaciones con buenas condiciones socioeconómicas están más protegidas de tener anemia por alteraciones nutricionales, aun así, las parasitosis relacionadas con condiciones ambientales, geográficas y climáticas específicas pueden estar presentes en diferentes comunidades, al margen de su estado socioeconómico.

++

Las diferentes etapas del curso vital del ser humano lo exponen a diferentes riesgos relacionados con la anemia. Entre los más vulnerables se encuentran los niños y las mujeres embarazadas.1 En los lactantes la anemia es más frecuente en el segundo semestre de vida, debido a que en el primero el niño cuenta con las reservas de hierro obtenidas durante la gestación. La leche materna presenta una concentración baja de hierro, pero con elevada biodisponibilidad. En el caso del adulto mayor (60 años y más), ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.