Skip to Main Content

++

OBJETIVOS

++

Después de revisar este capítulo, el lector será capaz de:

++

  • Enumerar las hormonas principales secretadas por las células de Leydig y de Sertoli de testículos.

  • Describir los pasos de la espermatogénesis.

  • Describir los mecanismos que generan la erección y eyaculación.

  • Distinguir la estructura general de la testosterona y describir su biosíntesis, transporte, metabolismo y acciones.

  • Describir los procesos que intervienen en la regulación de la secreción de testosterona.

++

INTRODUCCIÓN

++

En el capítulo anterior se revisó la participación de los testículos funcionales y secretores en la formación de los genitales del varón, la acción de las hormonas masculinas en el cerebro en los comienzos del desarrollo y el desarrollo del aparato reproductor del varón de la adolescencia a la vida adulta. Como se observó en la mujer, las gónadas del varón tienen doble función: la producción de células germinativas (gametogénesis) y la secreción de hormonas sexuales. Los andrógenos son los esteroides sexuales que tienen acción masculinizante. Los testículos secretan grandes cantidades de andrógenos, en particular la testosterona, pero también producen cantidades pequeñas de estrógenos. A diferencia de lo observado en mujeres, la secreción de gonadotropina por el varón no es cíclica y una vez que llega a la madurez la función gonadal masculina, disminuye poco a poco conforme tiene más años el varón, pero persiste la capacidad de producir gametos viables. En este capítulo se revisará la estructura y fisiología del aparato reproductor del varón maduro.

++

APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

++

ESTRUCTURA

++

Los testículos constan de asas de túbulos seminíferos contorsionados, en cuyas paredes se forman los espermatozoides a partir de las células germinativas primitivas (espermatogénesis). Ambos extremos de cada asa desembocan en una red de conductos en la cabeza del epidídimo. Desde allí, los espermatozoides atraviesan la cola del epidídimo para llegar hasta el conducto deferente. A través de los conductos eyaculadores llegan hasta la uretra y al cuerpo de la próstata en el momento de la eyaculación (fig. 23-1). Entre los túbulos de los testículos, existen nidos de células que contienen gránulos lipídicos, las células intersticiales de Leydig(figs. 23-2 y 23-3) que secretan testosterona hacia la circulación. Las arterias espermáticas de los testículos son tortuosas y la sangre viaja paralela, pero en dirección opuesta a la sangre del plexo pampiniforme de las venas espermáticas. Esta disposición anatómica permite el intercambio de calor y testosterona en forma de contracorriente. En el capítulo 37 se describen los principios del intercambio por contracorriente en relación con el riñón.

++
FIGURA 23-1

Características anatómicas del aparato reproductor masculino. Izquierda: aparato reproductor masculino. Derecha: sistema de los conductos testiculares.

Graphic Jump Location
++
FIGURA 23-2

Proyección de un testículo humano.

Graphic Jump Location

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.