Skip to Main Content

++

Introducción

++
++

En los capítulos anteriores se han revisado los diferentes tipos de diseños epidemiológicos que se pueden elegir para realizar una investigación. Como ya se mencionó, antes de seleccionar el diseño indicado es importante formular una pregunta de investigación y, en función de ella, plantear una hipótesis que sea clara y precisa para entonces llegar a una conclusión específica sobre una asociación entre las variables del estudio. Esto es porque, a pesar de que se tenga una hipótesis bien estructurada podrán ocurrir dos tipos de error, el error tipo 1 (alfa) y el error tipo 2 (beta) que pueden conducir a conclusiones equivocadas. En el error tipo 1 se observan diferencias cuando en realidad no existen y en el error tipo 2 se concluye que no hay diferencias cuando en realidad sí las hay. Este tipo de errores por lo general son producidos ya sea por error aleatorio, sesgo o confusión, aspecto del que se hablará en este capítulo. Existe un sesgo cuando se llega a la conclusión de que existe una asociación que no es cierta; por otra parte, hay confusión cuando se evidencia una asociación pero ésta se ve influida por la presencia de otra variable.

++

Debido a la dificultad que representa estudiar en su totalidad a la población, la mayoría de las veces se trabaja con una parte de ésta, llamada muestra. Al seleccionar una muestra, es necesario tener bien definidas las características (criterios de inclusión, exclusión y eliminación) de los individuos que participarán en el estudio para, así, contar con una muestra representativa y, por tanto, una estimación de lo que sucede en la población.

++

Error en la medición

++

En los estudios epidemiológicos y en la investigación en general, se persigue la validez, precisión y confiabilidad de la medición. Se desea medir la o las variables de interés y hacerlo de manera correcta, es decir, con poco error. Sin embargo, la mayoría de las observaciones de un fenómeno variarán según las circunstancias en las que se miden, en tanto que los errores pueden surgir de las siguientes fuentes: sujeto u objeto que será medido, instrumento de medición y observador o persona que efectúa la medición. Aunque la intención de la investigación es brindar conclusiones válidas con respecto a la hipótesis bajo escrutinio, en la realización del estudio sobre una muestra de individuos es posible cometer errores tanto en su selección, como en la medición de las variables de interés, en el análisis de las mismas o en su interpretación. Tales equivocaciones tienen el potencial de limitar los resultados de la investigación. Existen dos tipos de errores principales: aleatorio y sistemático.

++

El error aleatorio es el grado de incertidumbre en los resultados, por haber observado una muestra de la población de interés. Rothman dice que “es la parte de la experiencia ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.