Skip to Main Content

++

Introducción

++

“Si tuviera el honor de ser cirujano, no introduciría en el cuerpo humano un instrumento que no hubiera pasado antes por la flama.”

Luis Pasteur

++

Desde hace más de 150 años, los cirujanos, con el apoyo de químicos, biólogos, microbiólogos, farmacólogos, fisiólogos, inmunólogos e investigadores en general, han luchado con denuedo para vencer a uno de los grandes adversarios de la cirugía: la infección.

++

En el primer capítulo de este libro se relata la historia de algunos de estos investigadores.

++

A pesar del enconado esfuerzo, la realidad es que no ha sido posible erradicar la infección quirúrgica, y aunque se han logrado abatir de modo considerable los índices de la misma, el desarrollo de infección posoperatoria ocurre en todos los servicios de cirugía de cualquier país del mundo, aun en los de avanzado desarrollo; por ello, se alienta y promueve que cada hospital cuente con un grupo de trabajo que vigile de cerca estas complicaciones, para implementar medidas propias de control en cada hospital, en función de sus características particulares.

++

Comité hospitalario de infecciones

++

En cada hospital está constituido el comité de infecciones, que debe sesionar periódicamente para analizar, revisar y estudiar los expedientes de pacientes en quienes se documentó el diagnóstico de infección durante su estancia hospitalaria. La actividad pretende determinar si la infección se produjo antes del ingreso del enfermo al hospital, o si se adquirió dentro del nosocomio; de ser así, interesa conocer si la infección se produjo en el preoperatorio, durante la intervención quirúrgica (por contaminación del campo operatorio) o se desarrolló en el posoperatorio, y se cataloga como una complicación del mismo.

++

El comité de infecciones debe estar integrado por: representantes del cuerpo médico: subdirector médico del hospital, epidemiólogo, jefes de servicio de cirugía, pediatría, medicina interna, ginecología y obstetricia, personal de enfermería, el químico farmacobiólogo del laboratorio clínico, así como supervisores del personal de limpieza (intendencia), de conservación y mantenimiento, y del departamento de dietología.

++

Este simple esquema ejemplifica lo complejo que puede ser precisar, dónde y por qué se originó la infección del paciente hospitalizado y lo exhaustivos que deben ser los procedimientos a llevar a cabo, para prevenir futuros casos de infección hospitalaria, en los que interviene personal de diferentes áreas y servicios, cuyos esfuerzos requieren coordinarse para abatir los índices de infección nosocomial.

++

Se dispone de indicadores que establecen en forma porcentual los “índices permisibles” de infección y su espectro, según el tipo de operación que se realice (de urgencia o programada), la enfermedad en cuestión y el órgano, aparato o sistema intervenido; con base en ello, se establecerán los parámetros indicados, que de ser rebasados, significa que existen deficiencias en la atención medicoquirúrgica del paciente, lo que exige precisar dónde radica la falla para establecer de inmediato medidas correctivas y prevenir la presentación de nuevos casos.

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.