Skip to Main Content

++

Introducción

++

Las intervenciones quirúrgicas que se efectúan en mayor número en muchos de los servicios de cirugía general de hospitales del Sector Salud en México, son las relacionadas con el tratamiento de lesiones de la piel y del tejido adiposo subcutáneo, como fibromas, verrugas, lipomas, quistes sebáceos, o de estructuras que por su vecindad tienen que ver de manera directa con aquéllos, como los quistes sinoviales que se perciben clínicamente a través de la piel e incluso que a la compresión de la misma se puede ocasionar isquemia y necrosis. Por ello, el estudiante de la carrera de médico cirujano se debe familiarizar desde un principio con esta patología y su atención; así, estará capacitado para diagnosticarla e incluso tratarla en muchas ocasiones, considerando que en realidad ello corresponde al primer nivel de atención en la mayoría de los casos; la intervención oportuna se traduce en un mejor pronóstico para el enfermo.

++

Generalidades

++

Con algunas variantes respecto a edad, raza, sexo y estado de nutrición, la piel tiene un grosor que varía de 1.5 a 5.0 mm. Es más gruesa en la palma de las manos y la planta de los pies y más delgada en párpados, pene y labios menores.

++

La superficie cutánea promedio en el adulto es de 10 000 a 18 000 cm2 y su peso corresponde a 15% del peso corporal total; contiene glándulas sudoríparas en casi toda su superficie y glándulas sebáceas sobre todo en cara, cuello y principalmente en el dorso. La distribución de peso varía según sexo, raza y edad.

++

La piel aloja bacterias residentes, que son más abundantes en el estrato córneo (capa de queratina) y en los orificios de las glándulas sebáceas y de los folículos pilosos; el número de bacterias permanece muy constante y sólo lo afectan los cambios de humedad y temperatura o el uso de antibióticos; la cantidad de bacterias se eleva a mayor temperatura y las personas con piel grasosa tienen aun más bacterias.

++

El olor del cuerpo está determinado, entre otros factores, por la cantidad y el tipo de bacterias; las más comunes son cocos grampositivos, difteroides y hongos (Pityrosporun ovale). En condiciones normales, el pH es ácido (4 a 6), lo que constituye un mecanismo de defensa que interfiere con el desarrollo de microorganismos patógenos.

++

La piel es la principal barrera del organismo para evitar el ingreso de gérmenes a la circulación. Antes de iniciar una intervención quirúrgica debe lavarse muy bien la piel y aplicar antisépticos para disminuir la flora residente, aunque con ello no se obtenga su esterilidad.

++

La piel indemne impide también la pérdida de sustancias diversas que contiene el organismo, como electrólitos, proteínas, carbohidratos, lípidos, etc., y regula la pérdida orgánica de agua. Es capaz de absorber algunas sustancias como fármacos, aminoácidos, hormonas, vitaminas, antimicrobianos, gases, insecticidas y otras ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.