Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La primera edición de las bases farmacológicas de la terapéutica de Goodman & Gilman ayudó a organizar el campo de la farmacología, le concedió validez intelectual y le confirió identidad académica. El texto de esa edición rezaba: “El campo de la farmacología es amplio y abarca los conocimientos de las fuentes, propiedades físicas y químicas, combinaciones, acciones fisiológicas, absorción, biotransformación y excreción, así como los usos terapéuticos de los fármacos. En términos generales se puede definir a un fármaco o medicamento como cualquier agente químico que modifique el protoplasma vivo y con arreglo a tal definición son pocas las sustancias que no estarían dentro de ella”. Esta sección de Principios generales aporta la información básica de tales definiciones al explorar los procesos de invención farmacológica, seguida de las propiedades básicas de las interacciones entre los medicamentos y los sistemas biológicos: farmacodinámica, farmacocinética (que incluye el transporte y metabolismo de los fármacos) y farmacogenómica. Secciones ulteriores se ocuparán del uso de fármacos como agentes terapéuticos en seres humanos.

++

Es intencional el empleo del término invención para describir los procesos gracias a los cuales se identifica y lleva a la práctica médica un fármaco nuevo y no el uso del término más convencional descubrimiento. El término invención destaca el proceso por medio del cual los fármacos son modelados y llevados a su estado definitivo, con base en la experimentación y la optimización de muchas propiedades independientes; en todo lo anterior es muy poca la intervención de la casualidad.

++

RECORRIDO DESDE LAS PRIMERAS EXPERIENCIAS CON PLANTAS HASTA LA QUÍMICA ACTUAL

++

Data de muchos siglos la fascinación (y a veces obsesión) de los seres humanos por sustancias químicas que modifican las funciones biológicas y ha sido consecuencia de la larga experiencia con plantas y la dependencia que se ha tenido de ellas. Muchas plantas producen compuestos nocivos para su defensa, al grado de que los animales han aprendido a evitar su contacto y los seres humanos, a aprovecharlos.

++

En ediciones anteriores de este libro incluimos ejemplos: la observación de un prior de un convento árabe del comportamiento de cabras que jugueteaban y cabriolaban durante toda la noche después de comer los frutos del cafeto; el uso de setas venenosas y la planta belladona por parte de envenenadores profesionales y de esta última para dilatar las pupilas; de la hierba china ma huang (que contiene efedrina) como estimulante circulatorio; del curare por parte de indios sudamericanos para paralizar y matar animales que eran cazados para ser comidos y del jugo de la adormidera (opio) que contiene morfina (término tomado del dios griego de los sueños, Morfeo) para aliviar el dolor y controlar la disentería. Por supuesto, la morfina tiene propiedades adictivas bien conocidas, que comparte con otros productos naturales problemáticos (“recreativos”) como la nicotina, la cocaína y el etanol.

++

Los organismos terrestres y marinos siguen siendo fuentes útiles de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.