Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La depresión y los trastornos de ansiedad constituyen las enfermedades psiquiátricas más comunes y cada una afecta a más de 10 a 15% de la población, en algún momento de la vida de sus integrantes. Con el advenimiento de fármacos más selectivos e innocuos, el uso de antidepresivos y ansiolíticos se ha desplazado del campo de la psiquiatría al de otras especialidades médicas, que incluyen la medicina general. A pesar de la inocuidad relativa de la mayor parte de los antidepresivos y ansiolíticos más usados, su utilización óptima obliga a tener un conocimiento claro de sus mecanismos de acción, farmacocinética, posibles interacciones farmacológicas y el diagnóstico diferencial de enfermedades psiquiátricas.

++

Un paciente individual puede tener al mismo tiempo manifestaciones de depresión y de ansiedad; algunos de los medicamentos que se describen en este capítulo son eficaces para tratar las dos entidades patológicas, lo cual sugiere mecanismos primarios comunes de la fisiopatología y la respuesta a la farmacoterapia. En gran medida, los conocimientos actuales de los procesos fisiopatológicos que explicarían la depresión y la ansiedad se han deducido de los mecanismos de acción de compuestos psicofarmacológicos (capítulo 14). La depresión y los trastornos de ansiedad generan síntomas de muy diversa índole que incluyen cambios del estado de ánimo, el comportamiento, la función somática y la función intelectual, pero se han conseguido algunos adelantos en la creación de modelos animales que responden con alguna sensibilidad y selectividad a los antidepresivos o los ansiolíticos. En los últimos 50 años se han producido progresos notables en la identificación y el perfeccionamiento de fármacos para tratar la depresión y la ansiedad.

++

CARACTERÍSTICAS DE LOS TRASTORNOS DEPRESIVOS Y DE ANSIEDAD

++

SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

++

La depresión se clasifica en mayor (es decir, unipolar) o bipolar (como la enfermedad maniacodepresiva); la depresión bipolar y su tratamiento se exponen en el capítulo 16. El riesgo permanente de depresión unipolar es ~15%. La frecuencia de afectación corresponde al doble en mujeres en comparación con varones. Los episodios depresivos se caracterizan por tristeza, preocupación pesimista, menor interés por las actividades normales, lentitud de las funciones psíquicas y concentración deficiente, insomnio o polisomnia, pérdida o incremento notable de peso por alteraciones en los patrones de consumo de alimento y de actividad; agitación o retraso psicomotores, sentimientos de culpa y minusvalía, disminución de la energía y el deseo sexual (libido) e ideas suicidas, que están presentes durante varios días dentro en un lapso de dos semanas, como mínimo. En algunos casos, la queja primaria de los pacientes comprende dolor somático u otras manifestaciones físicas e impone una gran dificultad diagnóstica para el médico general. Las manifestaciones de depresión pueden surgir como consecuencia de otros padecimientos, como el hipotiroidismo, la enfermedad de Parkinson y cuadros inflamatorios. Aún más, la depresión suele complicar el tratamiento de otras entidades patológicas (p. ej., traumatismo intenso, cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares, en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.