Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los lípidos de la membrana celular proporcionan el sustrato para la síntesis de eicosanoides y de factor activador de plaquetas (PAF, platelet-activating factor). Los eicosanoides [que son metabolitos del araquidonato, incluyen prostaglandinas (PG), prostaciclina (PGI2), tromboxano A2 (TXA2), leucotrienos (LT), lipoxinas y hepoxilinas] no se almacenan sino que se producen en la mayor parte de las células como consecuencia de diversos estímulos físicos, químicos y hormonales que activan las acilhidrolasas y que hacen que se encuentre disponible el araquidonato. Los derivados de la glicerofosfocolina pueden modificarse en forma enzimática para producir PAF, el cual es formado por un pequeño número de tipos celulares, sobre todo leucocitos, plaquetas y células endoteliales. Los eicosanoides y los lípidos PAF contribuyen a la inflamación, al tono del músculo liso, a la hemostasia, trombosis, trabajo de parto y secreción gastrointestinal. Fármacos de diversas clases, en especial el ácido acetilsalicílico, el fármaco antiinflamatorio no esteroideo tradicional (tNSAID, traditional nonsteroidal antiinflammatory agents) y los inhibidores específicos de la ciclooxigenasa-2 (COX-2), como los fármacos del grupo de los coxib, deben sus efectos terapéuticos principales al antagonismo de la formación de eicosanoides.

++

EICOSANOIDES

++

Las prostaglandinas, leucotrienos y compuestos relacionados reciben el nombre de eicosanoides, el cual proviene de la palabra griega “eicos” (que significa veinte). El ácido graso esencial precursor contiene 20 átomos de carbono y 3.4 o cinco dobles enlaces. El ácido araquidónico (AA; ácido 5,8,11,14-eicosatetraenoico) es el precursor más abundante, que se deriva del ácido linoleico dietético (ácido 9,12-octadecadienoico) que se consume directamente como constituyente de la dieta.

++

BIOSÍNTESIS.

++

La biosíntesis de los eicosanoides se ve limitada por la disponibilidad de ácido araquidónico y depende principalmente de la eliminación del ácido araquidónico esterificado de los fosfolípidos de la membrana o de otros lípidos complejos por acción de las acilhidrolasas, en especial la fosfolipasa A2 (PLA2). Una vez liberado, el ácido araquidónico se metaboliza con rapidez a los productos oxigenados, por acción de las ciclooxigenasas (COX), lipooxigenasas (LOX) y CYP (figura 33-1).

++
Figura 33-1

Metabolismo del ácido araquidónico (AA). La vía de la ciclooxigenasa (COX) se resalta en color gris. Las vías de la lipooxigenasa se muestra con mayor amplitud en la figura 33-2. En la figura 33-3 se muestran las principales vías de degradación. Los endoperóxidos cíclicos (PGG2 y PGH2) se originan de acciones secuenciales de ciclooxigenasa e hidroperoxidasa de las enzimas COX-1 o COX-2 sobre el ácido araquidónico liberado de los fosfolípidos de la membrana. Se generan productos subsiguientes por sintasas específicas para tejidos y traslucen sus efectos a través de receptores unidos a membrana (cuadros de color azul). Las líneas punteadas indican posibles interacciones entre ligando-receptor. Los ácidos epoxieicosatrienoicos (EET, sombreados en color azul) y los isoprostanos se generan a través de la actividad de CYP y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.