Skip to Main Content

++

Introducción

++

La disfagia se refiere a la dificultad para deglutir. Su presencia puede indicar una enfermedad orgánica o una alteración funcional que modifica el acto de la deglución; puede ser un síntoma constante o intermitente, dependiendo de la etiología.1,2

++

La disfagia representa el síntoma más común y en muchas ocasiones el único de las enfermedades esofágicas; sin embargo, no se presenta sólo en trastornos esofágicos, sino en enfermedades bucofaríngeas, respiratorias, neurológicas, enfermedades del colágeno; además puede intervenir la acción de ciertas toxinas y fármacos que se deben considerar como agentes de quimioterapia, neurolépticos. La disfagia representa un síntoma que puede aumentar el riesgo de broncoaspiración, además de traer de manera secundaria desnutrición y deshidratación al no permitir la vía oral.1,3,4

++

Deglución

++

Es preciso tener claro que la disfagia es un síntoma que guarda estricta relación con el acto de deglutir, presentándose de esta manera con la deglución o pocos minutos después de ésta;2 por tal motivo, es importante el entendimiento del proceso de la deglución, el cual se lleva a cabo en cuatro fases: preparación oral, transferencia oral (de manera voluntaria), transferencia faríngea y transferencia esofágica (fase involuntaria) (figura 3-1).3,5,6

++
Figura 3-1.

Fases de la deglución. 1) Preparación oral, 2) transferencia oral, 3) transferencia faríngea, y 4) transferencia esofágica.

Graphic Jump Location
++

Las fases orales comprenden la masticación, la formación y transferencia del bolo alimenticio.3 En la fase esofágica se establece peristaltismo del cuerpo del esófago con relajación simultánea del esfínter esofágico inferior con una duración entre 7 y 15 seg, mecanismo al que se le denomina peristalsis primaria, en la cual se propulsa el contenido alimenticio hacia el estómago.

++

El peristaltismo secundario, por su parte, se refiere a las contracciones desencadenadas en el cuerpo del esófago, de tipo propulsivo, secundarias al alimento retenido en el esófago. Las contracciones terciarias, por su parte, se refieren a una actividad motora incoordinada no propulsiva común de los trastornos neuromusculares.6

++

Una vez que se realiza la preparación y masticación del bolo, pasa al interior de la faringe por medio de la contracción lingual. La fase involuntaria, también conocida como reflejo de la deglución, inicia al activarse los receptores sensitivos bucofaríngeos, y sirve para permitir el paso del alimento por la faringe y esófago, a la vez que impide su paso a las vías respiratorias. Una vez que pasa el alimento hacia atrás por la lengua, la laringe se desplaza hacia adelante, permitiendo la apertura del esfínter esofágico superior. Cuando el bolo llega a la faringe, por acción del constrictor superior de la faringe contra el paladar blando, se inicia una contracción peristáltica que permite desplazar el alimento por el esófago.3,7 El esfínter esofágico ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.