Skip to Main Content

++

Introducción

++

El cáncer de esófago representa una patología importante, ya que dentro de las neoplasias del tubo digestivo ocupa el sexto sitio, superado por el cáncer gástrico, el cáncer de colon y las neoplasias de la glándula pancreática, de la vesícula biliar y de las vías biliares. Se presenta con mayor frecuencia entre la quinta y séptima década de la vida. Es más común en el sexo masculino, con una relación de 3:1 respecto al sexo femenino.

++

Los países con mayor incidencia de esta neoplasia son: Irán, Irak, Siria, Turquía, Afganistán, las Repúblicas Soviéticas del Sur, Siberia, Mongolia y la provincia de Honan en China. La incidencia en esta vasta región va de 100 a 400 × 100 000 habitantes, cifra que contrasta con la incidencia de 3 × 100 000 en Estados Unidos.1

++

Etiología

++

Se han determinado varios factores. La ingesta de alimentos con conservadores como los ahumados e incluso con conservadores como nitrosaminas ha sido relacionada con esta patología. Los elementos nitrogenados necesitan de su transformación para formar alquilantes que interactúan con moléculas de DNA para alterar su estructura. Xia y colaboradores2 determinaron que algunas especies de hongos producen toxinas mutagénicas y carcinogénicas, como Fusarium y Alternaria. También encontraron la asociación de Candida albicans con hiperplasia y carcinoma temprano.

++

La misma ingesta de alimentos calientes puede ocasionar cambios en la reestructuración de la mucosa del esófago con alteraciones significativas.

++

El tabaquismo, junto con la ingestión de sustancias carcinogenéticas, ocupa también un lugar importante. El estudio de Auerbach y colaboradores demostró que, en pacientes no fumadores, 6.6% tuvo algunos núcleos atípicos en la capa basal, sin carcinoma in situ.3 En el grupo de fumadores encontró núcleos atípicos en 79.8% de los casos, y carcinoma in situ en 1.9%.

++

El alcohol aumenta la exposición de las células a los oxidantes, por lo que se aumenta el daño del DNA favoreciendo la presencia de neoplasia.4 La deficiencia vitamínica (vitaminas A y C) con disminución en la protección de la mucosa es un factor que se debe tomar en consideración.

++

El gen C-MYC se encuentra asociado en el ciclo celular, en la transformación, diferenciación y muerte celular. Su actividad se ha encontrado en 15% de los tumores epidermoides estudiados en China.5 La mutación del gen p53 supresor, se relaciona con el cáncer de esófago. Los rangos de mutación varían de 30 a 85%.6

++

Las siguientes enfermedades esofágicas tienen relación con esta neoplasia:

++

Tilosis. Padecimiento dermatológico caracterizado por hiperqueratosis plantar y palmar que se ha relacionado con papilomatosis del epitelio del esófago, con una elevada incidencia del carcinoma epidermoide estimada en más de 95% de los casos.7

++

Anemia ferropriva y membranas esofágicas. Como en el síndrome de Kelly-Patterson o de Plummer-Vinson, en donde las membranas presentan ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.