Skip to Main Content

++

Introducción

++

Este capítulo se centra en las manifestaciones clínicas, estadificación, estudios de gabinete específicos, alternativas quirúrgicas, terapia adyuvante y seguimiento del cáncer de recto.

++

Manifestaciones clínicas

++

El cáncer de recto puede ser considerado como un tumor de malignidad intermedia; por lo general, se presenta con cuadros clínicos que se prolongan más de un año; el ataque al estado general es leve y en ocasiones nulo; se conservan normales el apetito y la capacidad física. En contraste, el cáncer de recto es muy agresivo en pacientes jóvenes (menores de 30 años), que sufren un profundo ataque al estado general en sólo tres o cuatro meses de evolución clínica.

++

Hemorragia. Suele ser la primera manifestación; acompaña a las evacuaciones, es roja rutilante o líquida y de manera excepcional es oscura; por lo general, es escasa, en estrías que rayan el bolo fecal o manchando el papel higiénico, que con el tiempo se incrementa; no tiene periodicidad. En muchos casos, la hemorragia ocurre en personas que antes han sufrido este síntoma en múltiples ocasiones, producido por hemorroides internas; la hemorragia del cáncer no se diferencia de la de origen hemorroidario, por lo que el paciente no se alarma, creyendo que sólo es una vez más, pero la persistencia de la hemorragia y el fracaso de las medidas que el enfermo acostumbra para combatirlo, lo obligan a solicitar atención médica.

++

Moco. Es escaso y acompaña a las materias fecales, en forma de moco sanguinolento.

++

Tenesmo rectal. En general, es el segundo síntoma en orden de presentación; se inicia como ligera sensación de insatisfacción en algunas evacuaciones; con el tiempo, esta sensación y la dificultad para evacuar se acentúan en intensidad y frecuencia, y llega el momento en que el paciente experimenta deseos constantes de evacuar, lo que le es imposible satisfacer y representa una molestia desesperante.

++

Estreñimiento. Todo enfermo con cambios en su función intestinal, más o menos bruscos o persistentes, sobre todo aquel que siempre ha tenido evacuaciones normales, debe ser considerado como sospechoso de sufrir un padecimiento maligno. El cáncer rectal produce estreñimiento, lo cual suele relacionarse con el tenesmo; las evacuaciones consisten en pequeños fragmentos, en ocasiones mezclados con materias fecales semilíquidas (falsa diarrea), en número variable.

++

Síntomas de invasión a otras estructuras u órganos. El tumor rectal puede adherirse a la cara anterior del sacro, vejiga urinaria o útero. Si el sacro es el afectado se presenta dolor a ese nivel, constante, leve en un principio y persistente e intenso en casos avanzados, en los que suele ser el síntoma más molesto. En casos de invasión vesical puede haber tenesmo urinario, oliguria, hematuria; si se trata del útero, por lo general no hay manifestaciones.

++

Como es evidente, la sintomatología del cáncer rectal es similar a la producida por padecimientos benignos, principalmente hemorroides, y los trastornos funcionales del colon, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.