Skip to Main Content

++

Introducción

++

La hipertensión portal (HP) es un síndrome clínico en el cual hay un incremento en la presión del sistema venoso portal, determinado por un gradiente de presión venosa portal (entre la vena porta y la vena cava inferior) que excede los 5 mmHg. La presión portal se estima de manera indirecta por el gradiente de presión venosa hepático (GPVH), el cual es la diferencia entre la presión venosa hepática en cuña y la presión venosa hepática libre. Los valores normales varían de 1-5 mmHg. Para ser significativo desde el punto de vista clínico, el GPVH debe incrementarse por arriba de 10 mmHg; valores entre 5 y 9 mmHg representan HP preclínica.1,2,3,4,5

++

En la HP se desarrollan colaterales portosistémicas que descomprimen la circulación portal y originan las varices. Estas colaterales portosistémicas se forman cuando el GPVH se eleva por arriba de 10 mmHg y el sangrado variceal ocurre con presiones mayores a 12 mmHg.2,3

++

La cirrosis hepática es la causa más común de HP en el mundo occidental. Aunque frecuentemente es asintomática, puede producir complicaciones como hemorragia gastrointestinal por varices esofágicas y gástricas, ascitis, peritonitis bacteriana espontánea, síndrome hepatorrenal, síndrome hepatopulmonar, cardiomiopatía, encefalopatía hepática, esplenomegalia y trombocitopenia. Las complicaciones de la HP representan la primera causa de admisión hospitalaria, muerte y trasplante hepático en pacientes con cirrosis en Estados Unidos.2,4,6,9,15

++

Circulación portal normal

++

El sistema venoso portal transporta sangre desde el esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, páncreas, vesícula biliar y bazo al hígado. Las venas esplénica y mesentérica superior se unen para dar origen a la vena porta. A nivel del hilio hepático, la vena porta se divide en ramas derecha e izquierda. Las vénulas portales drenan a los sinusoides hepáticos, los cuales drenan a las venas hepáticas y éstas a la vena cava inferior.8

++

El hígado recibe un aporte sanguíneo (75%) tanto de la vena porta como de la arteria hepática (25%). Ambos flujos convergen en los sinusoides hepáticos. El sistema circulatorio hepático es por lo regular un sistema de baja resistencia capaz de contener un gran volumen sanguíneo sin incrementos importantes en la presión portal.8

++

Los sinusoides hepáticos son altamente permeables, lo que facilita el transporte de macromoléculas a los hepatocitos. Su permeabilidad se debe a que carecen de membrana basal propia y a que las células endoteliales que los delinean contienen fenestraciones.8

++

En el espacio de Disse se encuentran las células estelares hepáticas y las células de Kuppfer, las cuales contribuyen al daño sinusoidal en la HP. En condiciones basales, las células estelares mantienen un fenotipo quiescente; sin embargo, cuando se activan desarrollan habilidades contráctiles que les permiten funcionar como pericitos sinusoidales.8

++

Fisiopatología de la hipertensión portal

+...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.