Skip to Main Content

++

Introducción

++

En México, así como en los países en vías de desarrollo, el ultrasonido (US) es la técnica de diagnóstico inicial que se realiza en pacientes con dolor abdominal, donde el acceso a pruebas de diagnóstico costosas, como la tomografía axial computarizada (TAC) es limitada.

++

El uso de transductores convexos multifrecuencia o de banda ancha en el rango de los 2 a 6 MHZ, así como los lineares de 7 a 13 MHZ, permite llevar a cabo exploraciones de todo el abdomen, obteniendo imágenes con una alta resolución diagnóstica, no sólo de estructuras sólidas como el hígado, páncreas y bazo, así como de la vía biliar, entre otras, sino también de todo el sistema gastrointestinal, incluyendo al colon en todos sus segmentos, así como al apéndice cecal y recto.

++

A mediados de la década de 1980-1989, con el uso de transductores de alta frecuencia de 5, 7 y 10 MHz, comenzaron a aparecer los primeros reportes sobre el uso del ultrasonido para evaluar estructuras como el colon y apéndice cecal. Con el advenimiento de transductores transrectales con rotación de 360°, la exploración del recto fue posible.

++

A mediados y sobre todo a finales de la década de 1990-1999, surgen los primeros reportes con el uso de transductores intraluminales con frecuencias de 10 a 14 MHz. Este tipo de transductores capaces de ser colocados en la punta de un catéter calibre 10 French (F), permitió comenzar a evaluar por vía endoscópica la mucosa y paredes de los componentes del esófago, estómago y duodeno; en la actualidad es la técnica de exploración de ultrasonido de uso habitual por el médico endoscopista.

++

En el presente capítulo se habla de las diversas técnicas de exploración con ultrasonido por vía abdominal y transrectal del tracto gastrointestinal, así como de la preparación de los pacientes requerida para cada tipo de exploración. Se mencionan diversas patologías posibles de diagnosticar, excluyendo la evaluación intraluminal o endoscópica, la cual se trata en otro capítulo de esta obra.

++

Preparación del paciente

++

Es necesario que el paciente permanezca en ayuno antes de la exploración ultrasonográfica, de preferencia de 10 h. Para una adecuada visualización del estómago, el paciente debe ingerir 1 a 3 minutos antes de la exploración entre 250 a 500 cm3 de agua para distender esta estructura, colocando al paciente en posición de decúbito lateral izquierdo en forma inmediata posterior a la ingesta de agua.

++

Si se desea explorar el duodeno se coloca al paciente ligeramente en decúbito lateral derecho, lo que permite de esta manera el paso del líquido del estómago al duodeno.

++

Si se solicita la exploración del intestino delgado se indica al paciente una ingesta promedio entre los 500 a 750 cm3 de agua, colocando al paciente en decúbito supino, y, si es necesario, en decúbito lateral derecho o izquierdo.

++...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.