Skip to Main Content

++

Introducción

++

La implantación es un proceso complejo a través del cual el embrión se aproxima y se adhiere al endometrio al que finalmente lo invade; esto ocurre por lo general en el tercio superior de la pared posterior del útero. Para que este proceso se lleve a cabo de manera correcta se requieren tres condiciones indispensables: que el endometrio esté receptivo, un embrión normal en fase de blastocisto y una comunicación molecular adecuada entre ambas estructuras.

++

Las condiciones receptivas endometriales se alcanzan de 6 a 7 días después de la ovulación cuando el endometrio está en su fase de secreción máxima, debido al estímulo de la progesterona. En esta etapa comienza la implantación con la expresión de citocinas y moléculas de adhesión, a esta fase inicial se le conoce como ventana de implantación. La implantación se realiza en tres etapas: aposición, adhesión e invasión.

++

Etapa de aposición

++

En la etapa de aposición, el blastocisto encuentra su lugar de implantación, pierde la zona pelúcida y el trofoblasto situado en el polo embrionario hace contacto con la capa compacta del endometrio; esta etapa es controlada por el embrión y el microambiente del endometrio (figura 9-1).

++
Figura 9-1.

Esquema que representa la fase de aposición del blastocisto en el epitelio endometrial (capa compacta).

Graphic Jump Location
++

Etapa de adhesión

++

En esta etapa se expresan las integrinas β1, β3 y β4, las cuales son intermediarias entre el endometrio y el blastocisto facilitando la fijación del trofoblasto (trofoectodermo) con las células epiteliales del endometrio (capa compacta).

++

Etapa de invasión

++

En la etapa de invasión participan activamente citocinas, entre las que se ha identificado al factor inhibidor de la leucemia; esta molécula se expresa en forma importante cuando el endometrio está receptivo y es una de las responsables del diálogo entre el embrión y el endometrio. Como resultado de este diálogo ocurre la activación del blastocisto, que se inicia con la diferenciación del trofoblasto en citotrofoblasto y sincitiotrofoblasto. El citotrofoblasto está formado por células poliédricas de límites bien definidos que se multiplican activamente. El sincitiotrofoblasto es una capa multinucleada, sin límites celulares y que prolifera gracias a las células del citotrofoblasto que se integran a éste cuando pierden sus membranas plasmáticas. Al diferenciarse el sincitiotrofoblasto adquiere su capacidad invasiva, sintetiza enzimas proteolíticas, entre ellas las denominadas metaloproteasas que rompen los desmosomas de la membrana basal del epitelio endometrial y mediante protrusiones alcanza la capa esponjosa (figura 9-2). La destrucción del endometrio durante la penetración origina un ligero sangrado que puede malinterpretarse como una menstruación anormal.

++
Figura 9-2.

Esquema que representa la fase de invasión del blastocisto hacia la capa esponjosa.

Graphic Jump Location

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.