Skip to Main Content

++

Introducción

++

La osteogénesis es el proceso a través del cual ocurre la formación del tejido óseo; inicia a partir de la octava semana, la clavícula es el primer hueso en comenzar este proceso. Se lleva cabo a través de dos mecanismos de osificación: intramembranosa y endocondral. Algunos huesos requieren ambos procesos, por lo que se les considera de osificación mixta, tal es el caso del occipital y el temporal, cuyas escamas son de osificación intramembranosa, mientras que el resto es endocondral. Otro de los huesos que presenta osificación mixta es la mandíbula, ya que la mayor parte es de tipo intramembranosa, pero la sínfisis y los cóndilos son de osificación endocondral.

++

Al margen del tipo de osificación, el aspecto histológico es igual para todos los huesos una vez que ésta ha terminado. Existen dos tipos de tejido embrionario que participan en la osteogénesis: el mesodermo que forma la mayor parte de los huesos, y la cresta neural que forma los huesos del viscerocráneo (maxilares, nasales, malares, mandíbula, etc.).

++

Osificación intramembranosa

++

La osificación intramembranosa es el proceso mediante el cual se forman los huesos de membrana como los parietales, frontales, las escamas del occipital y temporal, así como los huesos del viscerocráneo entre los cuales se encuentran la mandíbula, maxilar superior, etc. Durante este proceso se expresa el factor de transcripción CBFA1, así como las proteínas morfogénicas BMP2, BMP4 y BMP7.

++

La osificación intramembranosa se lleva a cabo directamente en el mesénquima, donde se va a formar el hueso; el primer indicio de este proceso es el aumento de la vascularización en el tejido y la disposición de las células mesenquimáticas alrededor de los vasos sanguíneos, constituyendo el centro primario de osificación (figura 13-1).

++
Figura 13-1.

Esquema que representa la acumulación de las células mesenquimáticas entre los vasos sanguíneos para la formación de huesos de membrana (parietal).

Graphic Jump Location
++

Posteriormente, algunas células mesenquimáticas se convierten en osteoblastos, los cuales son células osteógenas de apariencia fusiforme que producen la matriz osteoide compuesta de colágeno y proteoglucanos (figura 13-2).

++
Figura 13-2.

Microfotografía de la región parietal de un feto humano de ocho semanas donde se observa el comienzo de la osificación intramembranosa. Las flechas punteadas indican las regiones donde se encuentra la matriz osteoide.

Graphic Jump Location
++

Los osteoblastos captan el calcio en forma de cristales de hidroxiapatita procedentes de la sangre materna, y a medida que éstos se depositan en la matriz osteoide, ésta se endurece formando hueso; cuando esto sucede el osteoblasto queda atrapado en el interior y suspende la actividad osteógena para convertirse en un osteocito cuya función es proveer a la matriz osteoide los nutrientes necesarios (figura 13-3).

++...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.