Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

CARDIOPATÍA CORONARIA

++
Fisiopatología
++

El corazón tiene la demanda metabólica más alta, comparado con otros órganos. Casi todo el sustrato de energía utilizada se gasta durante la incesante contracción periódica del miocardio. En reposo, el aporte sanguíneo a los tejidos cardiacos se realiza a un ritmo de 1 ml por segundo. Los aumentos en el consumo miocárdico de oxígeno, por acción del fosfato de adenosina y la vasodilatación arterial mediada por adenosina, pueden ocasionar un incremento recíproco en el flujo de sangre hasta seis veces mayor que lo normal. Para recibir estas elevaciones del torrente sanguíneo se realiza un ajuste por incorporación de un extenso lecho capilar en el miocardio, con casi un capilar por cada miocito. En reposo, de 70 a 80% del oxígeno disponible es extraído de la sangre coronaria. En consecuencia, la demanda metabólica se acopla estrechamente a la disponibilidad de flujo sanguíneo coronario, ya que hay límites para una extracción adicional. Además, el flujo de sangre por las arterias epicárdicas del ventrículo derecho se realiza en fases. Cuando el miocardio se contrae, la compresión de los capilares intramiocárdicos evita el flujo anterógrado durante la sístole, lo que restringe la circulación a la fase diastólica del ciclo cardiaco. Esto es incluso más intenso en la región subendocárdica, donde el miocardio tiene su máxima demanda de oxígeno, debido a que aumentan la tensión parietal y el acortamiento de las sarcómeras. El elevado y persistente consumo de oxígeno por el miocardio, la restricción de flujo sanguíneo a la diástole y el alto nivel basal del consumo de oxígeno ocasionan que el corazón sea en particular propenso a sufrir lesión isquémica causada por estenosis de las arterias coronarias epicárdicas.

++

El suministro de sangre al corazón proviene de las arterias coronarias izquierda y derecha (figura 19-1). Estos vasos epicárdicos se originan como las primeras ramas que parten de la raíz aórtica, en sus respectivos senos de Valsalva. De forma tradicional, se considera que la vasculatura coronaria se divide en tres territorios o regiones: la descendente anterior izquierda, la circunfleja (que nace de la arteria coronaria izquierda) y la derecha (de la arteria coronaria derecha). La dominancia del corazón depende de cuál de las coronarias mayores termina como rama posterior descendente. El 90% de las personas tienen dominancia derecha porque su coronaria derecha alimenta a la arteria descendente posterior; el otro 10% tienen dominancia izquierda, ya que la rama terminal de la arteria circunfleja es la que alimenta a la descendente posterior.

++
++

Se conoce a la arteria coronaria izquierda como el principal vaso arterial coronario. Al salir de su origen en el seno de Valsalva izquierdo, se extiende entre el apéndice de la aurícula derecha y la arteria pulmonar. La longitud de la coronaria principal ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.