Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

EMBRIOLOGÍA Y ANATOMÍA

++

El primordio de los conductos biliares y el hígado es un divertículo que se forma en la cara ventral del intestino anterior en el embrión, cuando éste mide 3 mm. La porción superior (craneal) se convierte en el hígado, una yema caudal da origen al páncreas ventral y otra, intermedia, se desarrolla para formar la vesícula biliar. Al principio, el divertículo hepático es hueco, pero se convierte en una masa compacta de células que, más tarde, se recanalizan para formar los conductos; los más pequeños de éstos (los canalículos biliares) primero constituyen una red basal entre los hepatocitos primitivos que, al final, se diseminan por todo el hígado (figura 25-1).

++
Figura 25-1.

Fotomicrografía electrónica de una placa hepática con sinusoides adyacentes y microvellos sinusoidales, con canalículos que se extienden en el centro de los hepatocitos. Aunque no tienen límites bien definidos, alrededor de cuatro hepatocitos forman la sección de placa en la parte media de la fotografía. Los sinusoides contienen eritrocitos ocasionales. (Reducida de un aumento de 2 000 ×.) (Cortesía del Dr. James Boyer.)

Graphic Jump Location
++

Numerosas microvellosidades incrementan el área superficial de los canalículos, donde se secreta bilis, la cual circula por los conductillos interlobulares (conductos de Hering) y los conductos lobulares, para luego pasar al conducto hepático, ubicado en el hilio. En la mayoría de los casos, el colédoco se forma por la unión de un solo conducto derecho y uno izquierdo, pero en 25% de las personas, las divisiones anterior y posterior del conducto derecho se unen por separado al conducto izquierdo. El punto de origen del colédoco está cerca del hígado (siempre fuera de la sustancia hepática) y se extiende unos 4 cm antes de unirse al conducto cístico para formar el colédoco, el cual nace en el ligamento hepatoduodenal, cruza por detrás de la primera porción del duodeno y se extiende por un surco en la parte posterior del páncreas hasta ingresar al duodeno; su último centímetro está estrechamente adherido a la pared duodenal. El colédoco tiene una longitud total aproximada de 9 cm.

++

En 80 a 90% de las personas, el conducto pancreático principal se une al colédoco para formar un conducto común de más o menos 1 cm de longitud. El segmento intraduodenal de este conducto es conocido como ampolla hepatopancreática o ampolla de Vater.

++

La vesícula biliar es un órgano en forma de pera, adherido a la superficie inferior del hígado, en un surco que divide los lóbulos derecho e izquierdo. El fondo de la vesícula se proyecta 1 a 2 cm hacia abajo del borde hepático y con frecuencia es palpable, cuando existe una obstrucción en el conducto cístico o en el colédoco. Rara vez el peritoneo cubre toda la vesícula, pero cuando esto sucede predispone a infarto por ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.