Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

EMBRIOLOGÍA DEL TRACTO GENITOURINARIO

++

La comprensión de los fundamentos de la embriología genitourinaria facilita el aprendizaje de muchos aspectos de la urología. Desde el punto de vista embriológico, los sistemas genital y urinario se hallan íntimamente relacionados, y por ello es común que ambos tengan anomalías asociadas.

++
Riñones
++

En su formación, estos órganos pasan a través de tres fases embrionarias (figura 38-1): (1) El pronefros constituye el vestigio de una estructura que no tiene función alguna en el embrión humano, la cual, con excepción de su conducto primario, desaparece por completo hacia la cuarta semana; (2) el conducto pronéfrico establece conexión con los túbulos mesonéfricos y se convierte en el conducto mesonéfrico. Mientras la mayoría de los túbulos mesonéfricos entran en proceso de degeneración, el conducto mesonéfrico persiste de manera bilateral, se dobla y abre hacia la cloaca; la yema uretral crece en sentido craneal para interactuar con el blastema metanéfrico; (3) esto da lugar a la formación del metanefros, que constituye la fase final. La evolución del metanefros origina el riñón. Durante la migración y rotación en sentido cefálico, el tejido metanéfrico se agranda de manera progresiva, con una rápida diferenciación del nefrón y de los túbulos uriníferos. De manera simultánea, el extremo cefálico de la yema uretral se expande y divide dentro del metanefros para formar la pelvis renal, los cálices y los túbulos colectores.

++
Figura 38-1.

Esquema del desarrollo del sistema néfrico. Sólo unos pocos túbulos del pronefros se observan en la cuarta semana, en tanto que el tejido mesonéfrico se diferencia en túbulos mesonéfricos, los cuales progresivamente se unen al conducto mesonéfrico. El primer signo de la yema ureteral del conducto mesonéfrico se observa en la semana 4. En la semana 6, el pronefros degenera por completo y empieza a suceder lo mismo con los túbulos. La yema ureteral crece en sentido dorsocraneal y se encuentra con el blastema metanéfrico. En la octava semana hay migración en sentido craneal del metanefros en diferenciación. El extremo craneal de la yema ureteral se expande y empieza a mostrar múltiples y sucesivos brotes (cálices renales).

Graphic Jump Location
++
Vejiga y uretra
++

La subdivisión de la cloaca (el extremo ciego del intestino en formación de la parte posterior del canal alimenticio del embrión) en segmento ventral (seno urogenital) y segmento dorsal (recto) se completa en la séptima semana, y se inicia la diferenciación temprana de la vejiga y la uretra. El seno urogenital se conecta con el ducto mesonéfrico y absorbe el extremo caudal, con la finalidad de que, hacia el final de la séptima semana, la yema mesonéfrica y el conducto mesonéfrico tengan aberturas independientes. Entonces el orificio uretral migra en sentido ascendente y lateral. En tanto que el orificio del ducto mesonéfrico se mueve en sentido ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.