Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El trasplante renal se considera un procedimiento electivo o semielectivo que se efectúa en pacientes clínicamente estables. Las complicaciones agudas más frecuentes son las que se derivan de problemas técnicos en el procedimiento quirúrgico y se dividen principalmente en vasculares y urológicas. Es importante señalar que la presentación clínica de las complicaciones quirúrgicas y algunas otras como el rechazo son muy similares, por lo que deben considerarse ambos grupos dentro del diagnóstico diferencial del paciente postrasplante. Las complicaciones quirúrgicas del trasplante renal disminuyeron de manera importante durante los últimos 20 años gracias a mejoras técnicas, mejores cuidados médicos y anestésicos, y avances en la inmunodepresión.

++

COMPLICACIONES VASCULARES

++

Hemorragia

++

La hemorragia postrasplante renal es una complicación poco usual y por lo general se debe a fallas en la hemostasia en presencia de coagulopatía urémica o anticoagulación por hemodiálisis previa. El sitio de sangrado más común son vasos pequeños en el hilio renal.1 En la gran mayoría de los casos el sangrado de estos vasos no es evidente debido al vasoespasmo. La hemorragia de las anastomosis vasculares es menos frecuente y suele ocurrir en relación con infección local.

++

Otras causas aún más raras de hemorragia son fractura o rotura franca del injerto que pueden deberse a edema del riñón trasplantado en presencia de rechazo agudo.

++

El abordaje diagnóstico de la hemorragia en el periodo postrasplante inmediato incluye vigilancia cercana de signos vitales y determinaciones seriadas del hematócrito así como de tiempos de coagulación para descartar coagulopatía. Además puede realizarse ecografía o tomografía por computadora para excluir la presencia de hematoma perirrenal.1,2

++

El tratamiento de la hemorragia depende de la causa y gravedad de la misma; los pacientes hemodinámicamente inestables con evidencia objetiva o sospecha firme de sangrado demandan exploración quirúrgica. Debe considerarse la administración de paquetes globulares, vasopresina o estrógenos en infusión, así como la realización de hemodiálisis para mejorar la función plaquetaria en individuos urémicos.2

++

El tratamiento de elección en pacientes con sangrado derivado de anastomosis vasculares infectadas es nefrectomía del injerto y ligadura de los vasos o desmantelamiento de la anastomosis con creación de una derivación extracorpórea.

++

Se describen casos de hemorragia tardía vinculados con rotura de aneurisma micótico. Estos pacientes se presentan con sangrado profuso y requieren nefrectomía y reparación de la arteria o incluso ligadura de la iliaca con una derivación extraanatómica a la pierna ipsilateral.1

++

Hematoma peritrasplante

++

Esta complicación ocurre en 2 a 3% de los pacientes postrasplantados y suele manifestarse en forma aguda en pacientes anticoagulados. La presentación clínica incluye dolor en la región del injerto aunado a disminución de hemoglobina o hematócrito e incremento de los niveles de creatinina basal.3 También puede documentarse hipercalemia por lisis de los eritrocitos dentro del hematoma.3

++

El ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.