Skip to Main Content

++

Epidemiología

++

A pesar de los avances en cirugía, quimioterapia y radioterapia, el pronóstico del cáncer de esófago continúa con tasas bajas de sobrevida. Para mejorar el mal pronóstico de pacientes con cáncer de esófago es necesario desarrollar tácticas de prevención y detección tempranas, ya que es la única manera de plantear una estrategia quirúrgica adecuada y potencialmente curativa.

++

En México, la frecuencia de este padecimiento es baja. Este tipo de cáncer ocupó el sexto lugar en un estudio de 10 años sobre el cáncer del aparato digestivo en cinco instituciones de la ciudad de México. La afección tiene orígenes inciertos, las zonas geográficas donde se presenta son muy distintas y algunos países, como China, Irán y Sudáfrica, muestran una tasa especialmente elevada de cáncer de esófago. En Estados Unidos se diagnosticaron 13 200 nuevos casos de cáncer de esófago con 12 500 muertes en el año 2001, con un aumento gradual para el adenocarcinoma. La edad promedio en el momento del diagnóstico es de 65 años y hay predominio en el género masculino con una relación de 3:1 con respecto al femenino. Desde el punto de vista histológico, los tipos más frecuentes son el cáncer de células escamosas y el adenocarcinoma de esófago. La proporción de adenocarcinomas va en aumento y ahora representa el 43% de todos los casos de carcinoma del esófago, en tanto que el carcinoma de células escamosas constituye el 56%. Las tendencias recientes revelan que la porción de casos que surgen en el tercio distal del esófago sigue en aumento y en la actualidad es de 48%.1-3

++

Factores etiológicos

++

Aunque se sabe que las causas del cáncer son múltiples, en el carcinoma de células escamosas se consideran el alcohol y el tabaco como los factores de riesgo más importantes. Estas sustancias se encuentran relacionadas hasta en 80% de los casos. Otros factores son la lesión corrosiva por antecedente de ingesta de cáusticos; las deficiencias de vitaminas A y C, hierro y riboflavina; membranas o anillos esofágicos (síndrome de Plummer-Vinson) y acalasia. La tilosis (queratodermia palmo-plantar) es una rara enfermedad hereditaria y es un factor de riesgo de carcinoma escamoso de esófago. En fecha reciente se identificó un locus genético (tilosis esophageal cancer, TOC) para este síndrome. En cuanto a los factores ocupacionales, parece existir mayor riesgo en los trabajadores del asbesto y el caucho. Al parecer, también el virus del papiloma humano se relaciona con el carcinoma de células escamosas del esófago.

++

El adenocarcinoma del esófago, aunque también se relaciona con el alcohol y el tabaco, guarda una liga más estrecha con la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) y el esófago de Barrett (fig. 28-1). Aunque se practique la operación antirreflujo, el riesgo de presentar adenocarcinoma de esófago no disminuye en forma segura, así como tampoco la necesidad de tomar medicamentos antisecretores. La obesidad parece aumentar el riesgo de adenocarcinoma ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.