Skip to Main Content

++

Puntos esenciales

++

Definición

++

En este capítulo se revisan cuatro diferentes afecciones anorrectales. La fisura anal inespecífica y la sepsis anorrectal son, junto con la enfermedad hemorroidaria, las afecciones anorrectales benignas más frecuentes. El prolapso rectal es uno de los trastornos del piso pélvico que en los últimos tiempos adquirió gran importancia. De los tumores malignos que se pueden encontrar en el conducto anal y en el ano, el más común por mucho es el carcinoma epidermoide.

++

Diagnóstico

++

El diagnóstico diferencial de las afecciones anorrectales es clínico y requiere amplia experiencia. Los nuevos estudios anatómicos y funcionales que se realizan en el laboratorio de fisiología anorrectal, como tránsito colónico, manometría anorrectal, cinedefecografía, ultrasonido endoanal, electromiografía y latencia motora terminal del nervio pudendo, contribuyen en grado variable para el diagnóstico, la comprensión y la terapéutica de algunas enfermedades.

++

Tratamiento

++

La mayoría de los casos de fisura anal aguda responde con un tratamiento médico. En los casos de fisuras crónicas, el tratamiento médico presenta un alto porcentaje de recurrencias y la atención quirúrgica más efectiva es la esfinterotomía parcial interna. La sepsis anorrectal en forma de absceso o fístula y el prolapso rectal son entidades cuyo tratamiento es meramente quirúrgico. Por otro lado, la resección abdominoperineal para la atención de los tumores del conducto anal se desplazó por los buenos resultados que se obtuvieron con radioquimioterapia.

++

Fisura anal

++

Definición

++

La fisura anal es una úlcera longitudinal benigna y se localiza con frecuencia en el epitelio escamoso posterior del conducto anal, pero también se puede ubicar en la parte anterior, sobre todo en mujeres. Se extiende desde el margen anal hacia la línea dentada (fig. 63-1). La mayoría de las fisuras es idiopática o inespecífica y puede progresar hacia la cronicidad.1

++
++

Epidemiología

++

La fisura anal idiopática es una de las enfermedades anales benignas más frecuentes, aunque se desconoce su incidencia real. Por lo general, se presenta entre los 30 y 50 años de edad, con un discreto predominio en mujeres. Se reportó menor riesgo de presentar fisuras en personas cuya dieta es rica en fibra y, de hecho, la mayoría de los pacientes con fisuras agudas sana con tratamiento conservador.1-3

++

Etiología

++

La mayoría de las fisuras anales (95%) se clasifica como idiopática, pues no se reconoce alguna enfermedad o circunstancia secundaria específica. Se sabe que las induce algún traumatismo, producto de materia fecal endurecida, pero también evacuaciones líquidas explosivas.

++

Por otro lado, el hecho de que las fisuras anales crónicas sean similares a las úlceras isquémicas en otros tejidos (dolor fuera de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.