Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El periodo neonatal comprende los primeros 28 días de vida. Sin embargo, en la práctica, el cuidado neonatal puede extenderse durante meses en lactantes enfermos o muy inmaduros. Hay tres niveles de atención en el recién nacido. El nivel 1 se refiere al cuidado básico de estos pacientes, la reanimación neonatal y la estabilización antes del traslado. El nivel 2 incluye la atención especializada de neonatos prematuros con peso superior a 1 500 g o más de 32 semanas de gestación. En el nivel 3 se ofrecen cuidados de subespecialidad de mayor complejidad, de 3A a 3D, con base en el peso del recién nacido y su edad gestacional, la disponibilidad de intervenciones quirúrgicas y operaciones cardiacas, y la oxigenación con membrana extracorpórea. Muchas veces, el nivel 3 es parte de la atención de centros especializados en tratamiento perinatal que ofrecen cuidados intensivos y transporte a las madres, el feto y los recién nacidos de alto riesgo.

++

ANTECEDENTES NEONATALES

++

Para obtener el historial médico del paciente se consideran tres áreas clave: (1) los antecedentes médicos de la madre y el padre, incluido cualquier dato genético relevante; (2) los antecedentes de la madre en embarazos previos, y (3) la información de la gestación actual, incluidos los problema ocurridos antes y durante el parto.

++

Los antecedentes médicos de la madre deben incluir cualquier trastorno médico crónico, los medicamentos tomados durante el embarazo, hábitos alimentarios inusuales, antecedentes de tabaquismo, exposición ocupacional a químicos o infecciones que representen un riesgo para el feto, además de cualquier antecedente personal patológico que incremente el riesgo de problemas de abuso infantil o problemas con la familia. Debe indagarse acerca de las enfermedades familiares con implicaciones genéticas. Los antecedentes de embarazos previos deben incluir edad materna, número de gestaciones y partos, tipo sanguíneo y resultado de los embarazos. Los antecedentes ginecoobstétricos incluyen el resultado de procedimientos durante la gestación actual, por ejemplo, ultrasonido, amniocentesis, pruebas de detección (rubéola, antígeno de superficie de hepatitis B, pruebas de detección cuádruple en suero para trastornos genéticos, VIH) y pruebas prenatales para conocer el bienestar fetal (p. ej., perfiles biofísicos, pruebas sin esfuerzo o valoración Doppler de los patrones de flujo sanguíneo fetal). Las complicaciones maternas relacionadas con el embarazo, por ejemplo, infección de vías urinarias, hipertensión inducida por el embarazo, eclampsia, diabetes gestacional, hemorragia transvaginal y trabajo de parto prematuro deben documentarse. Anomalías perinatales de importancia incluyen la duración de la rotura de las membranas, fiebre materna, sufrimiento fetal, tinción de líquido amniótico con meconio, tipo de nacimiento (parto vaginal o cesárea), anestesia y analgesia empleadas, razón para el parto quirúrgico o con fórceps, estado del recién nacido al momento del nacimiento, medidas de reanimación y calificación de Apgar.

++

VALORACIÓN DEL CRECIMIENTO Y EDAD GESTACIONAL

++

Es importante conocer la edad gestacional porque es posible predecir la evolución y cualquier problema del paciente con base en esta ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.