Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El campo del desarrollo y la conducta pediátricos surgió como una subespecialidad que atiende no sólo el desarrollo típico, sino también el diagnóstico y la valoración de la conducta y el desarrollo atípicos. Este capítulo presenta las generalidades del desarrollo típico, identifica sus variaciones y estudia diversas discapacidades del desarrollo. En primer lugar, revisa el desarrollo normal, pero no abarca el periodo neonatal o la adolescencia (véanse capítulos 1 y 3, respectivamente). En segundo lugar, atiende las variaciones conductuales y destaca las que reflejan el espectro de un desarrollo normal y no una afección. En tercer lugar, considera trastornos del desarrollo y la conducta y su tratamiento. El principio del desarrollo, es decir, el concepto de cambio y maduración constantes, es parte integral de la práctica diaria de la pediatría. Por ejemplo, se reconoce que un lactante de tres meses de edad es muy diferente de un niño de tres años, así como de un adolescente de 13, no sólo en relación con lo que el niño puede hacer, sino también en términos de las enfermedades que puede presentar. Desde la perspectiva del pediatra de atención primaria, todas estas áreas deben considerarse en el contexto de un “hogar médico”. Un hogar médico se define como un ambiente que proporciona atención consistente y continua, competente en cuanto a la cultura, integral y sensible a los niños y sus familias. Es un ambiente que defiende los intereses de todos los niños sin importar si son típicos o si enfrentan retos o discapacidades del desarrollo. Al incorporar los principios de desarrollo infantil —el concepto de que los niños cambian en forma constante— el hogar médico es el ambiente óptimo para entender y fomentar el desarrollo típico y tratar variaciones, retrasos y desviaciones, ya que pueden ocurrir en la trayectoria vital del niño y su familia.

++

DESARROLLO NORMAL

++

Los niños típicos siguen una trayectoria de tamaño físico gradual (figs. 2-1 a 2-10) y mayor complejidad funcional (figs. 2-7 y 2-8 y cuadros 2-1 y 2-2). En el cuadro 2-3 se presentan las perspectivas teóricas de la conducta humana, con base en los trabajos de Freud, Erikson y Piaget.

++
Figura 2-1.

Estándares de porcentiles de talla y peso para la edad en niñas, del nacimiento a los 36 meses de edad. (Centers for Disease Control and Prevention.)

Graphic Jump Location
++
Figura 2-2.

Estándares de porcentiles de circunferencia cefálica para la edad y peso para la talla en niñas, del nacimiento a los 36 meses de edad. (Centers for Disease Control and Prevention.)

Graphic Jump Location
++
Figura 2-3.

Estándares de porcentiles de talla y peso para la edad en varones, del nacimiento a los 36 meses de edad. (Centers for Disease Control and Prevention.)

Graphic Jump Location

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.