Skip to Main Content

++

TRASTORNOS DEL ESÓFAGO

++

REFLUJO GASTROESOFÁGICO

++

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO Y CARACTERÍSTICAS TÍPICAS

  • Salivación y vómito posprandiales recurrentes en lactantes sanos que ceden en forma espontánea.

  • Pirosis y regurgitación en niños mayores.

  • Complicaciones crónicas: esofagitis, estenosis, anemia y esófago de Barrett.

  • El diagnóstico es clínico en la lactancia, en combinación con radiografías del tubo digestivo superior y endoscopia para descartar otras enfermedades gastrointestinales.

++
Manifestaciones clínicas
++ A. Niños con reflujo
++

El reflujo GE es común en lactantes de corta edad. La regurgitación posprandial frecuente, con o sin esfuerzo, es el síntoma más común en individuos con reflujo GE. El problema es casi siempre inocuo en pacientes pequeños, pero en raras ocasiones puede causar retraso del crecimiento, declinación de la comida, cólico posprandial y contorsiones del cuello (síndrome de Sandifer). Los episodios de apnea en lactantes pequeños, en particular los que ocurren con los cambios de posición después de comer, pueden ser un efecto del reflujo. El reflujo GE es característico en niños con afecciones neurológicas.

++

El reflujo de contenido gástrico en el esófago ocurre durante la relajación espontánea del esfínter esofágico inferior y se acompaña de alimentos no deglutidos. Las bajas presiones en el esfínter esofágico inferior o la inmadurez del esfínter no son causas del reflujo gastroesofágico en lactantes. Los factores habituales que favorecen el reflujo en estos sujetos son estómago pequeño, alimentación frecuente y en grandes volúmenes, esófago corto, decúbito dorsal y lenta respuesta de la deglución al material de reflujo hacia el esófago. Las reacciones individuales de los lactantes al estímulo del reflujo, en particular el grado de madurez, son factores importantes para establecer la gravedad de los síntomas relacionados con el reflujo.

++

Un punto importante a considerar en el diagnóstico diferencial en niños con reflujo gastroesofágico consiste en observar si el material regurgitado contiene bilis. El vómito teñido de bilis en un lactante es indicación para valoración inmediata, ya que puede tratarse de un síntoma de obstrucción intestinal (malrotación con vólvulo, intususcepción).

++ B. Niños mayores con reflujo
++

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) se diagnostica por medios clínicos en niños mayores cuando el reflujo causa síntomas persistentes, con o sin inflamación del esófago. Los niños mayores con GERD tienen vómito menos frecuente que los lactantes y refieren más a menudo síntomas similares a los del adulto, como regurgitación de alimentos a la boca, pirosis y disfagia. Ocurre esofagitis en niños con GERD y es indicación para valoración endoscópica. Los niños con asma, fibrosis quística, trastornos del desarrollo, hernia hiatal y fístula traqueoesofágica reparada se encuentran en mayor riesgo de GERD.

++ C. Estudios diagnósticos
++

En lactantes en crecimiento, el reflujo gastroesofágico es un diagnóstico clínico. La serie esofagogastroduodenal descarta causas anatómicas de vómito, pero no es una prueba precisa para el reflujo gastroesofágico porque ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.