Skip to Main Content

++

Introducción

++

Preguntas de evaluación inicial

  1. ¿Qué tipos de simbiosis existen en la naturaleza?

  2. ¿Cómo se clasifican los parásitos?

  3. ¿Cómo se clasifican los huéspedes?

  4. ¿Cómo se clasifican los protozoarios?

  5. ¿Cómo se clasifican los helmintos?

++

Desde los albores de la historia las personas han intentado sobrevivir en este planeta y conseguir alimento de las diferentes fuentes existentes en su entorno. Para ello han luchado contra diversas contrariedades ambientales. De acuerdo con la “selección natural” de Charles Darwin, el más fuerte —esto es, el más adaptable— sobrevivió y el más débil desapareció. En el medio que lo rodeaba se encontró con otros organismos vivos que integraban la flora y la fauna, de tal manera que se vio obligado a convivir con ellos.

++

Al igual que el humano, las demás especies de animales también aprendieron a sobrevivir en la naturaleza en convivencia con otros y desarrollaron habilidades necesarias para obtener sus alimentos mediante la caza. Los organismos microscópicos se desarrollaron en un ambiente que les proporcionara los nutrimentos necesarios para su reproducción y permanencia en dicho ambiente. En tanto, los organismos más grandes adquirieron de forma accidental a los microorganismos. Por ejemplo, si estos últimos se encontraban en la tierra, el agua o sobre una superficie de un objeto o un animal, otro organismo mayor entró en contacto con ellos al beber el agua, recogerlos de la tierra, alimentarse de un vegetal o animal, y los incorporaba a su cuerpo. Si ambos permitían la relación, entonces ésta se mantenía hasta que alguno moría; el más pequeño generaría descendientes.

++

No obstante que el microorganismo permanecía en los tejidos de otro y se reproducía, como cualquier otro, secretaba y excretaba diversas sustancias, las cuales podrían desencadenar distintas reacciones que beneficiaban o perjudicaban al otro organismo. De este modo, las diferentes formas de crear relaciones recibieron nombres específicos. Sin embargo, dos individuos forman en general una asociación y las consecuencias son variables. En la actualidad la asociación entre dos organismos de diferente especie recibe el nombre de simbiosis (Schmidt, 1995) y las distintas simbiosis toman denominaciones diferentes de acuerdo con los resultados de la asociación. Algunas fuentes bibliográficas consideran a la simbiosis como una especie de mutualismo en donde las dos especies que conviven se benefician, como es el caso del pez payaso y las anémonas; el primero le da limpieza a la anémona al tiempo que ésta le da alimento y protección al pez; sin embargo, es evidente que se benefician pero no dependen uno del otro.

++

Las asociaciones pudiesen dar consecuencias contrarias a la esperada, por ejemplo, dado que el pez payaso no depende de la anémona y viceversa, en cualquier momento se abandonan y otro organismo puede modificar este ambiente, por lo que se puede convertir en parasitismo, o bien —como ha sucedido desde el punto de vista evolutivo— adaptarse convirtiéndose en comensalismo. Es por eso que la simbiosis es separada de las demás relaciones ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.