Skip to Main Content

++

Introducción

++

CASO CLÍNICO | Oclusión de la arteria cerebral derecha, parálisis del lado derecho y afasia global

Un varón de 57 años de edad fue llevado al servicio de urgencias después de que la esposa encontró al paciente con incapacidad para mover su brazo y pierna derechos. En la exploración física la fuerza muscular de la extremidad superior derecha fue de 0/5 y de la extremidad inferior de 1/5. Las extremidades del lado izquierdo tenían fuerza normal y movimientos espontáneos. Además, se observó parálisis de la mitad derecha de la cara por debajo de las cejas; se observó sialorrea en el lado derecho de la cara. La compresión sobre los lechos ungueales (un estímulo nocivo leve que desencadena una respuesta de retirada) reveló retiro de las extremidades izquierdas pero sin respuesta en el brazo derecho. El paciente podía mirar hacia la izquierda pero no a la derecha; no había sacudidas oculares hacia el lado derecho (movimientos oculares rápidos, conjugados). El paciente era incapaz de hablar y sólo obedecía órdenes simples.

En la figura 3-1A se muestra una MRI en un corte horizontal. La zona de color blanquecino corresponde a la región infartada en el lado izquierdo de los hemisferios cerebrales. En la figura 3-18B se presenta una angiografía por resonancia magnética (MRA, magnetic resonance angiogram) que muestra la distribución de las arterias a través de las cuales fluye sangre. Observe la asimetría en la MRA, con falta de perfusión a través de la arteria cerebral media en el lado izquierdo.

Responda las siguientes preguntas con base en la información del caso y la lectura de este capítulo.

  1. El paciente sufre una lesión grande. ¿Cuál fue el vaso que se afectó y cuál es su contribución a las ramas superficiales y profundas?

  2. ¿Cuál es la estructura lesionada que produce los principales signos motores en extremidades y cara?

Signos neurológicos clave y estructuras encefálicas lesionadas Parálisis de brazo y pierna derechos

El haz corticoespinal, que es fundamental para el control del brazo y extremidad inferior contralaterales, desciende en el espacio subcortical y más tarde continúa en la rama posterior de la cápsula interna (fig. 2-17). Esta sustancia blanca subcortical y las regiones más dorsales de la rama posterior de la cápsula interna reciben irrigación de ramas profundas de la arteria cerebral media. El infarto también pudo haber lesionado parte de la porción externa de la circunvolución parietal ascendente, donde se origina el haz corticoespinal para los segmentos de la médula espinal que corresponden al brazo; los cuales reciben irrigación o ramas superficiales de la arteria cerebral media. En cambio, el infarto no afectó la corteza motora de la extremidad inferior (fig. 10-8). Los axones ascendentes fueron destruidos al nivel de la cápsula interna; como se revisará en capítulos posteriores, la conservación de la corteza puede ayudar en la neurorrehabilitación.

Parálisis facial derecha baja

Los haces corticobulbares controlan los músculos faciales; éste es un componente de la vía motora cortical descendente ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.