Skip to Main Content

++

Introducción

++

CASO CLÍNICO | Síndrome medular lateral y pérdida sensitiva somática disociada

Un varón de 69 años de edad desarrolló en forma súbita vértigo y dificultad para caminar. Acudió a los servicios de urgencias, donde en la exploración se encontró que tenía varios déficit sensitivos y motores adicionales. En esta sección sólo se revisan los déficit sensitivos somáticos. El caso de este paciente será revisado nuevamente en el capítulo 15, cuando se tomen en consideración otros déficit neurológicos.

La exploración neurológica reveló un patrón notable de disociación mecanosensitiva y pérdida sensitiva a los estímulos térmicos y dolorosos. Las sensaciones térmica y de dolor en la cara estuvieron ausentes en gran medida en el lado izquierdo de la cara. Llamaba la atención que había ausencia de la sensibilidad al estímulo doloroso y térmico en la extremidad superior, tronco y extremidad inferior del lado derecho.

En la figura 6-1A se muestra en color grisáceo la distribución aproximada de la pérdida de la sensibilidad a los estímulos térmicos y dolorosos. La sensibilidad a los estímulos mecánicos se conservó en ambos lados de la cara, extremidades y tronco. También se conservó la propiocepción de la mandíbula y extremidades.

Se realizó una MRI de cráneo, que fue normal con excepción del bulbo raquídeo (fig. 6-1B), que mostró una lesión cuneiforme, dorsolateral, en el lado izquierdo. Se muestra el corte correspondiente de tejido con tinción para mielina.

El lector debe responder las siguientes preguntas después de haber leído el capítulo, revisar las imágenes y tomar en consideración los signos neurológicos.

  1. ¿Qué arteria irriga la región infartada en el bulbo raquídeo?

  2. Explique por qué hay pérdida ipsolateral de la sensibilidad al estímulo doloroso en la cara y en las extremidades contralaterales.

Signos neurológicos clave y estructuras encefálicas lesionadas correspondientes Pérdida ipsolateral de la sensibilidad a los estímulos térmico y doloroso en la cara

La arteria cerebelosa inferoposterior (PICA) da irrigación a la porción dorsolateral del bulbo raquídeo. La región infartada, que se observa en la MRI de la figura 6-1B, se produjo por oclusión de la PICA, que lesionó el haz espinal del nervio trigémino y el núcleo a nivel medular medio. La ubicación de estas estructuras se muestra en la figura 6-1B, recuadro. La lesión del haz ocasionó pérdida de la mayor parte de los axones desde el nivel de la oclusión en dirección caudal. Como el daño ocurrió antes de la decusación, se eliminó la inervación ipsolateral nociceptiva y térmica de la cara.

Pérdida contralateral de la sensibilidad al estímulo térmico y doloroso

También se observó pérdida de la sensibilidad al dolor y temperatura en las extremidades y tronco contralaterales. Esto es porque la oclusión de la PICA lesionó la vía anterolateral ascendente, la cual presenta decusación en la médula espinal (fig. 6-1 B, recuadro; fig. 6-12B).

Conservación de la sensibilidad mecánica y propiocepción de extremidades y mandíbula

La oclusión de la PICA no afectó al lemnisco medial, que transporta la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.