Skip to Main Content

++

Introducción

++

CASO CLÍNICO | Hemisección de la médula espinal

Un varón de 21 años de edad sufrió una herida por proyectil de arma de fuego. Estaba caminando al salir del trabajo, con sus amigos, cuando recibió el impacto. El paciente se encontraba inconsciente cuando llegó la ambulancia y fue al recuperar el estado de alerta en el servicio de urgencias, cuando reportó que era incapaz de mover el pie derecho y que presentaba parestesias en toda la extremidad inferior derecha.

La exploración neurológica y radiológica reveló que la ojiva penetró casi al nivel de la mitad del tórax. Se observó pérdida completa de la función motora de la extremidad inferior derecha y pérdida de la sensibilidad táctil (además de otros estímulos mecánicos, lo que incluía propiocepción y vibración) también en el lado derecho, al nivel de T10 y por debajo de dicho nivel. Se exploró la sensibilidad al dolor con estimulación con aguja, lo cual reveló la ausencia de dolor sólo en la extremidad inferior izquierda que se extendía en sentido rostral hasta T11. En la figura 10-1A se muestra la distribución de la pérdida sensitiva.

Responda las siguientes preguntas después de haber leído este capítulo y de haber revisado los capítulos 4 y 5 relacionados con la sensibilidad a estímulos mecánicos y dolor.

  1. ¿Por qué hay afectación de la sensibilidad táctil y al dolor en lados opuestos del cuerpo?

  2. ¿Por qué el paciente conserva la sensibilidad al dolor pero no la sensibilidad al tacto por arriba del dermatoma T11?

  3. Explique por qué la extremidad inferior en el lado con afectación de la sensibilidad al estímulo táctil se encuentra paralizada, pero no hay parálisis en el lado con pérdida de la sensibilidad al dolor

Signos neurológicos clave y estructuras lesionadas Distribución alterna para la pérdida sensitiva táctil y al dolor

Hubo lesión de dos grupos diferentes de fibras sensitivas somáticas ascendentes. Las fibras ascendentes para el dolor dañadas ascienden al sitio de la lesión después de cruzar la línea media en posición caudal con respecto a la lesión. Las fibras táctiles ascendentes lesionadas ascienden al sitio de la lesión sin decusación; cruzan la línea media rostral a la lesión en la médula espinal. Al seguir los circuitos del dolor y táctiles hasta sus orígenes en la periferia, se hace evidente la diferencia en la pérdida sensitiva en ambos lados.

Conservación de la sensibilidad al dolor uno o dos segmentos caudal al sitio con pérdida táctil

El dolor se percibe en una posición más caudal que el estímulo táctil. Las fibras del dolor cruzan la línea media a varios niveles de la médula espinal (cruzan conforme ascienden). Las primeras fibras para el dolor en dañarse entraron a la médula espinal uno o dos segmentos por debajo de la lesión (fig. 10-1A; véase también la fig. 5-1). Las fibras para el dolor penetran al nivel de la lesión evitando el sitio lesionado. Cabe hacer notar que la lesión de la médula espinal ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.