Skip to Main Content

++

Introducción

++

CASO CLÍNICO | Degeneración del lóbulo temporal anterior

Una mujer de 67 años de edad estaba cenando con su familia cuando de pronto no fue capaz de identificar el alimento que estaba comiendo. Solía ser una persona simpática, pero en fechas recientes se había vuelto egoísta y no se preocupaba de los sentimientos de otras personas, lo que incluía a su hija, con quien tenía una relación cercana. La paciente solía tener buen comportamiento social y era extrovertida, pero en fechas recientes había perdido el control, se había vuelto neurótica e introvertida. Solía trabajar como agente de viajes y había visitado muchos países en todo el mundo, pero ahora era incapaz de recordar los nombres de muchos de los sitios a los que había ido en varias ocasiones.

En los siguientes dos años progresó su enfermedad, de forma que fue incapaz de identificar a personas, palabras y objetos familiares. Pese a conservar su capacidad de cálculo, dejó de atender los aspectos económicos personales. Para esa fecha, cambió su conducta de consumo de alimentos. Expresó conductas sociales inapropiadas, por ejemplo, desarrolló preferencias por los alimentos dulces y condimentados y en ocasiones comía condimentos como si fueran alimentos. También intentó comer objetos que no eran alimentos. No hubo afección de sus funciones sensitiva y motora ni tampoco de sus funciones visuoespaciales y de la memoria episódica. Su lenguaje era correcto desde el punto de vista gramatical y hablaba con fluidez.

En la figura 16-1A se presenta una MRI de la paciente, que muestra una degeneración clara y notable del lóbulo temporal anterior derecho; en la figura 16-1B se muestra la MRI de una persona sana en la que se observa el lóbulo temporal anterior. La degeneración se manifiesta en forma de reducción de la sustancia gris y de la sustancia blanca en el lóbulo temporal anterior y en la región de la ínsula, así como a la expansión correspondiente de la cisura de Silvio y del surco o del lóbulo temporal (p. ej., surco temporal superior rostral). Observe que otras regiones encefálicas (p. ej., cabeza del núcleo caudado) tienen aspecto normal.

Responda las siguientes preguntas después de haber leído este capítulo.

  1. ¿La degeneración de cuál parte del lóbulo temporal explica los síntomas de la paciente?

Signos neurológicos clave y estructuras encefálicas lesionadas Demencia frontotemporal

La paciente sufre demencia frontotemporal, una enfermedad degenerativa progresiva que se caracteriza por pérdida de partes del lóbulo temporal, del lóbulo frontal o de ambos; puede haber lateralización. En esta paciente la afección predomina en el lado derecho.

Conexiones del área 38 de Brodmann, amígdala y corticocorticales

El área 38 de Brodmann, la corteza del polo temporal (fig. 2-19), tiene conexiones corticocorticales con otras áreas corticales límbicas, incluida la corteza orbitofrontal; está interconectada con la amígdala. Estas áreas forman una red, de forma que los cambios de la personalidad, las tendencias orales y afectaciones semánticas son difíciles de atribuir a una sola estructura.

Bibliografía

Gainotti G, Barbier A, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.