Skip to Main Content

++

NOTA

+
++

*Escrito originalmente por Karl J. Kreder Jr., MD, y Richard D. Williams, MD.

++

INTRODUCCIÓN

++

El análisis de muestras de orina, sangre y secreciones o exudados genitourinarios dirigen la exploración urológica posterior y a menudo permiten establecer un diagnóstico. Como casi 20% de los pacientes que visitan el consultorio de un médico general tienen un problema urológico, es importante que el médico tenga un amplio conocimiento de los métodos de laboratorio disponibles para analizar muestras apropiadas. El uso juicioso de estas pruebas permite la determinación rápida, exacta y económica del probable diagnóstico y orienta el tratamiento de pacientes con trastornos urológicos.

++

ANÁLISIS DE ORINA

++

El análisis de orina es una de las pruebas urológicas más importante y útil, pero con demasiada frecuencia se omiten los detalles necesarios y se pasa por alto o se malinterpreta información significativa. Las razones para un análisis de orina inadecuado son: 1) recolección inapropiada; 2) falla al examinar la muestra de inmediato; 3) revisión incompleta (p. ej., casi ningún laboratorio realiza un análisis microscópico a menos que el proveedor lo solicite de manera específica); 4) inexperiencia del examinador, y 5) apreciación inadecuada de la importancia de los hallazgos.

++

Sigue siendo causa de debate la necesidad de un análisis de orina de rutina para detección en individuos asintomáticos, admitidos en un hospital o sometidos a cirugía electiva. Cuantiosos estudios indican que en esas situaciones no es necesario ese análisis (Godbole y Johnstone, 2004). Sin embargo, a los pacientes que se presentan con síntomas o signos en las vías urinarias se les debe someter a análisis de orina. Los estudios también indican que, si los análisis de orina macroscópicos (tira reactiva) son normales, no es necesario el análisis microscópico. Si el paciente tiene signos o síntomas que sugieren enfermedad urológica o la tira reactiva es positiva para proteínas, hem, esterasa leucocitaria o nitritos, debe realizarse un análisis completo de orina, incluido un examen microscópico del sedimento (Simerville, et al., 2005).

++

Recolección de la orina

++
A. Momento de la recolección
++

Es mejor examinar la orina que se ha obtenido de manera apropiada en el consultorio. La primera orina de la mañana es útil para la prueba cualitativa en pacientes con posible proteinuria ortostática y para la evaluación de gravedad específica como prueba de la función renal en pacientes con neuropatía mínima debida a diabetes o drepanocitosis o en quienes se sospecha diabetes insípida. La evaluación de muestras secuenciales puede ser necesaria para volver evidentes las variaciones que suelen encontrarse. Las muestras de orina que se obtienen en cuanto el paciente ha comido o que se ha dejado sedimentar por unas cuantas horas se vuelve alcalina y, por tanto, puede contener eritrocitos sometidos a lisis, cilindros desintegrados o bacterias que se multiplican con rapidez; por tanto, es más confiable una muestra ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.