Skip to Main Content

++

NOTA

+
++

*Los autores desean agradecer al Dr. Anthony Verstandig, de Hadassah University Hospital, Jerusalén, Israel, por proporcionar la información y las imágenes clínicas del paciente que se describen en las figuras 7-4A y 7.4B.

++

INTRODUCCIÓN

++

Los procedimientos urorradiológicos con intervención pueden dividirse en dos grupos principales: vascular y no vascular percutáneo. Los procedimientos no vasculares percutáneos con intervención se analizan en muchos lugares. La vía intravascular se emplea, como tratamiento de elección, para la embolización de fístulas arteriovenosas (AVF) o malformaciones, y para sitios de hemorragia. La embolización transcatéter se usa para embolización de tumores, para la ablación de la función renal, para el tratamiento de las várices en las venas testicular y ovárica, y para el tratamiento de priapismo de flujo alto (Ginat, et al.., 2009). La angioplastia y la inserción de endoprótesis de arterias renales estenóticas son técnicas endovasculares realizadas con frecuencia para el tratamiento de neuropatía isquémica e hipertensión renal izquierda. Los aneurismas de la arteria renal pueden tratarse también mediante técnicas dirigidas por sonda como injerto de endoprótesis cubiertas y embolización selectiva. En ocasiones, se suministran agentes fibrinolíticos mediante una sonda endovascular para arterias renales con trombosis. También existen dispositivos mecánicos para el tratamiento endovascular de vasos renales con trombosis. En este capítulo se revisan las intervenciones intravasculares.

++

EMBOLIZACIÓN TRANSCATÉTER

++

AVF y malformaciones renales

++

La embolización transcatéter es el tratamiento de elección para AVF renales, que pueden ser congénitas, espontáneas o adquiridas. Las AVF iatrogénicas son el tipo más común tratado con embolización transcatéter. Esto ocurre como complicación de procedimientos como biopsia renal percutánea (Libicher, et al., 2006), colocación de nefrostomía y pielolitotomía. El traumatismo o la cirugía también pueden producir AVF. Las AVF que ocurren en el riñón trasplantado se tratan con éxito mediante embolización. El hallazgo angiográfico clásico de AVF espontánea o adquirida es una arteria de irrigación con una vena de drenaje temprano. Hallazgos secundarios son seudoaneurisma y extravasación de material de contraste. Las AVM congénitas (malformaciones AV) constan de un grupo de varios vasos comunicantes retraídos que pueden estar relacionados con arterias de alimentación agrandadas y venas de drenaje.

++

Los modos de presentación clínica son hematuria; hemorragia retroperitoneal o intraperitoneal; e insuficiencia cardiaca congestiva, cardiomegalia, o ambas. Puede presentarse hipertensión como consecuencia de isquemia secundaria a derivación venosa de la sangre, lejos del área afectada. Puede escucharse un soplo en la exploración física. La ecografía Doppler dúplex es el estudio diagnóstico más útil, y se realiza antes de la intervención angiográfica.

++

La intervención correcta requiere la identificación angiográfica, el sondaje selectivo y la embolización de la arteria de irrigación (figuras 7.1A, B). Mediante un método transfemoral, se realiza una aortografía abdominal para identificar la irrigación arterial al riñón hemorrágico. En el caso de un trasplante renal, se realiza una ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.