Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los tumores que se presentan de manera experimental o natural pueden estimular una respuesta antitumoral específica. Esta observación sugiere que hay proteínas externas (antígenos) sobre las células tumorales que se han descrito como productoras de respuestas inmunitarias humorales y celulares. Sin embargo, modelos experimentales sugieren que una respuesta de los linfocitos T (mediada por células) puede ser más importante en la lisis de células tumorales que una de los linfocitos B (humoral).

++

Una descripción detallada de los componentes del sistema inmunitario está más allá del alcance de este capítulo, pero sí se revisan ciertas características del sistema inmunitario que pertenecen a las áreas de diagnóstico y tratamiento.

++

ANTÍGENOS TUMORALES

++

Los antígenos tumorales se dividen en antígenos específicos de tumor y antígenos relacionados con tumor. Los primeros se encuentran en tejido normal y permiten que el huésped reconozca un tumor como externo. Se ha demostrado que los antígenos específicos de tumor existen en modelos de oncogénesis que utilizan carcinógenos químicos, físicos y víricos, pero son, en apariencia, menos comunes en modelos de desarrollo espontáneo de tumores.

++

La identificación de antígenos específicos de tumor lleva a la teoría de la vigilancia inmunitaria, que sugiere que el sistema inmunitario es probado de manera continua por antígenos externos (específicos de tumor). Esta teoría está apoyada por la observación de que al menos algunos cánceres son más comunes en pacientes inmunodeprimidos, como pacientes de trasplante o individuos infectados con el virus de la inmunodeficiencia humana. Sin embargo, muchos cánceres no están representados de manera excesiva en estas poblaciones. Más aún, los modelos de tumores espontáneos, que se parecen más de cerca a la carcinogénesis, tienen un repertorio menos extenso, al parecer, de antígenos específicos de tumor; en cambio, se ha encontrado que expresan muchos antígenos relacionados con tumor.

++

Los antígenos relacionados con tumor se encuentran en células normales pero se vuelven menos prevalentes en tejido normal después de la embriogénesis (p. ej., alfa-fetoproteína [AFP]) o sigue presente en tejido normal pero se expresa de manera excesiva en células cancerosas (p. ej., antígeno prostático específico [PSA]). En cualquier caso, la naturaleza más ubicua de estos antígenos causa, al parecer, reducida reactividad inmunitaria (también conocida como tolerancia) al antígeno específico. Los mecanismos de tolerancia son complejos y pueden deberse, en parte, a la ausencia de otras moléculas coestimulantes requeridas (como B7, una molécula necesaria para la estimulación de linfocitos T). Evidencia reciente también ha incluido varios de los puntos de revisión inmunitarios que producen reducción de la respuesta inmunitaria celular. En particular, dos moléculas, CTLA-4 y PD-1, se han identificado en linfocitos activados que desestimulan la respuesta inmunitaria y, por tanto, se han explotado como posibles destinos terapéuticos.

++

El avance de la tecnología monoclonal ha permitido el desarrollo de muchos anticuerpos contra varios antígenos relacionados con tumor y ha proporcionado conocimiento sobre la regulación ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.