Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Esprue celíaco: lesión de la mucosa del intestino delgado característica, aunque no específica, y respuesta clínica a la eliminación del gluten.

  • Esprue tropical: exposición geográfica apropiada; descartar otras enfermedades de la mucosa (p. ej., esprue celíaco e infecciones por protozoarios) y valorar la respuesta a los antibióticos y al folato.

  • Gastroenteritis eosinofílica: demostración histológica de un aumento de la infiltración eosinofílica del estómago, el intestino o la mucosa, la pared del colon, o bien, ascitis eosinofílica.

  • Mastocitosis multiorgánica: demostración del incremento de las células cebadas de la mucosa (> 20 por campo de gran resolución) en el estómago, el intestino delgado y el colon.

  • Enteritis por radiación: antecedentes de radiación con telangiectasias de la mucosa con endarteriolitis obliterativa, fibrosis y estenosis; puede haber proliferación bacteriana del intestino delgado.

  • Enfermedad de Whipple: demuestra Tropheryma whipplei y macrófagos característicos positivos para ácido peryódico de Schiff en la mucosa intestinal.

  • Proliferación bacteriana del intestino delgado: documenta datos de malabsorción, prueba del aliento positiva (lactulosa, glucosa) y respuesta a antibióticos.

  • Síndrome de intestino corto: antecedentes de resección del intestino delgado y confirmación mediante estudios por imágenes (tránsito intestinal con bario o enterografía con tomografía computadorizada).

  • Linfangiectasia intestinal: hipoalbuminemia, linfopenia, manifestaciones de enteropatía con pérdida de proteínas y aumento de la eliminación fecal de antitripsina α1.

++
Generalidades
++

En condiciones normales, el tubo digestivo del ser humano digiere y absorbe los nutrimentos de la dieta con notable eficiencia. La alimentación occidental característica del adulto incluye cerca de 100 g de lípidos, 400 g de carbohidratos, 100 g de proteínas y 2 litros de líquido, así como sodio, potasio, cloruro, calcio, vitaminas y otros elementos. Las secreciones salivales, gástricas, intestinales, hepáticas y pancreáticas añaden al contenido intestinal otros 7 a 8 litros de líquido que contiene proteínas, lípidos y electrólitos. Esta enorme carga es reducida por el intestino delgado y el grueso a menos de 200 g de heces con menos de 8 g de lípidos, 1 a 2 g de nitrógeno y menos de 20 mM de cada uno de los siguientes iones: Na+, K+, Cl, HCO3, Ca2+ o Mg2+.

++

Si alguno de los múltiples pasos que conforman el complejo proceso de digestión y absorción de nutrientes se deteriora, puede sobrevenir absorción intestinal deficiente. Si el trastorno afecta a un solo paso del proceso de absorción, como en la deficiencia primaria de lactasa, o si el proceso patológico está circunscrito a la parte muy proximal del intestino delgado, puede presentarse malabsorción selectiva de un solo nutrimento, pero la malabsorción generalizada implica a múltiples nutrimentos de la dieta cuando el proceso patológico es extenso y altera varios procesos digestivos y de absorción, como en el caso del esprue celíaco, que afecta extensamente el intestino delgado.

++
Patogenia
++

Muchos autores clasifican las enfermedades asociadas con la malabsorción ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.