Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • Las causas más frecuentes de hemorragia aguda de la porción baja del tubo digestivo son diverticulosis, malformaciones arteriovenosas y colitis isquémica, hemorragia de la porción baja del tubo digestivo.

  • Las manifestaciones clínicas fluctúan entre hemorragia oculta y manifiesta.

  • Los estudios endoscópicos y radiológicos permiten tanto el diagnóstico como el tratamiento.

  • Con la colonoscopia urgente puede haber aumentado el rendimiento diagnóstico, pero no se ha logrado una disminución clara de las tasas de recidiva de la hemorragia.

++

Generalidades

++

La hemorragia digestiva alta se define como aquella que deriva de un origen distal al ligamento de Treitz. En este capítulo se describen sólo las causas colónicas de la hemorragia; la hemorragia digestiva alta se describe en otra parte de esta obra (cap. 30).

++

La hemorragia de la porción baja del tubo digestivo representa casi 20% de los episodios de hemorragia digestiva importante, es menos frecuente y, por lo general, menos grave que la alta. En Estados Unidos se hospitalizan de 20 a 27 adultos por cada 100 000 por esta causa y se trata normalmente de adultos mayores, con una edad promedio de entre 63 y 77 años. Casi 80% de las hemorragias digestivas bajas se detiene espontáneamente, de modo similar a las altas. La tasa de mortalidad global por hemorragia de la porción baja del tubo digestivo es de 2 a 4%, y como en el caso de la alta, los pacientes en quienes se inicia no estando hospitalizados, la tasa de mortalidad es significativamente más baja (3.6%) que en el caso contrario (23%).

+
Longstreth  G. Epidemiology and outcome of patients hospitalized with acute lower gastrointestinal hemorrhage: a population-based study. Am J Gastroenterol. 1997;92:419–424.
[PubMed: PMID: 9068461]  

++

VALORACIÓN DE LA HEMORRAGIA DE LA PORCIÓN BAJA DEL TUBO DIGESTIVO

++

Definición de la hemorragia

++

La rectorragia se define como la expulsión rectal de sangre roja brillante que suele implicar al hemicolon izquierdo, aunque el origen puede ser una hemorragia proximal más intensa. Las heces pardas son sangre de color pardo mezclada con heces, y a menudo el origen de la hemorragia está en el hemicolon derecho, aunque también puede tratarse de una hemorragia proximal más intensa. El término melena designa a las heces negras, alquitranadas, fétidas, producto de la degradación bacteriana de la hemoglobina durante un periodo mínimo de 14 h; el origen de la hemorragia suele estar en la porción alta del tubo digestivo, aunque también puede asociarse con hemorragia colónica derecha en los casos de motilidad lenta. Se debe descartar la ingestión de hierro, bismuto, carbón activado y regaliz, que imparten a las heces un color negruzco. La sangre oculta indica la presencia de pequeñas cantidades de sangre en las heces que no modifican su color y que sólo pueden detectarse mediante una prueba de guayaco en heces con una ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.