Skip to Main Content

++

ESTEATOSIS HEPÁTICA NO ALCOHÓLICA

++

BASES PARA EL DIAGNÓSTICO

  • La esteatosis hepática no alcohólica (NAFLD, nonalcoholic fatty liver disease) es un concepto general que comprende a la esteatohepatitis (NASH, nonalcoholic steatohepatitis).

  • La NAFLD suele relacionarse con síndrome metabólico, obesidad, diabetes e hiperlipidemia; 80% de los pacientes con síndrome metabólico tienen NAFLD.

  • Por lo general, los afectados no presentan síntomas clínicos, sino elevaciones leves de las transaminasas. La NAFLD es la causa más frecuente de incremento de las concentraciones séricas de transaminasas.

  • La NAFLD es un diagnóstico clínico posterior a que se descarten otras causas de enfermedades hepáticas.

  • Ecografía, tomografía computadorizada y resonancia magnética nuclear facilitan la detección.

  • Para distinguir la NASH de la NAFLD, hoy día es necesaria la biopsia hepática.

++

Generalidades

++

La esteatosis hepática no alcohólica (NAFLD) se caracteriza por esteatosis hepática, acumulación hepatocelular de triglicéridos sin consumo importante de alcohol. La esteatosis simple es una acumulación de grasa sin inflamación del hígado. Por el contrario, la esteatohepatitis no alcohólica (NASH) indica que la esteatosis hepática se relaciona con inflamación y fibrosis. La expresión esteatosis hepática no alcohólica suele utilizarse como un término general que incluye a la esteatosis simple y a la NASH, pero también para designar a la esteatosis simple.

++

Si bien las características histopatológicas de la NAFLD y la NASH son similares a las de la hepatopatía relacionada con alcohol, la causa es muy diferente. En muchas investigaciones básicas y clínicas se ha demostrado que los apuntalamientos metabólicos de la NAFLD están enraizados en la resistencia a la insulina. De hecho, la NAFLD suele asociarse con otras manifestaciones de resistencia a la insulina, como obesidad, diabetes e hiperlipidemia. Si bien en los primeros estudios se señalaba que la NAFLD es un trastorno benigno, en la actualidad resulta evidente que constituye una causa importante de morbilidad y mortalidad relacionada con el hígado.

++
A. Epidemiología
++

La falta de signos y síntomas, aunada a la carencia de pruebas diagnósticas sensibles, específicas, dificulta la estimación de la prevalencia de la NAFLD. La elevación de las enzimas hepáticas no es sensible para la detección de dicho padecimiento, y aún no hay consenso respecto de que el estudio histopatológico sea la norma de referencia para el diagnóstico. Aunque probablemente se subestima por estos motivos, se considera que la prevalencia de la NAFLD es del orden de 20% en Estados Unidos y de entre 10 y 24% en la población general. Por el contrario, la prevalencia de la NASH es mucho más baja, y fluctúa entre 2 y 3%, de ahí que la prevalencia tanto de la NAFLD como de la NASH fácilmente supere a la de la hepatitis C crónica (HCV), que afecta a 1.8% de la población estadounidense.

++

Se ha observado en estudios basados en la población que la NAFLD es más frecuente en varones que en mujeres, en hispanoamericanos que en blancos, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.