Skip to Main Content

++

Introducción

++

En la actualidad la farmacovigilancia continúa siendo un desafío si se consideran los diversos factores que inciden en la falta de un desarrollo adecuado de los sistemas de farmacovigilancia y en el uso no racional de los medicamentos. Tal es el caso de la globalización de los medicamentos, así como los sistemas de seguridad y normatividad incipiente en muchos países, además de una publicidad agresiva dirigida al consumidor, el uso de medicamentos caducados y falsificados (un problema vigente en México), la polifarmacia, la automedicación y la carencia de una verdadera dispensación atendida por profesionales y profesionistas de la farmacia, así como una prescripción que en muchas ocasiones no se apega al uso racional del medicamento. Sólo al visualizar la dimensión de la problemática es posible comprender el reto que entraña. En el mundo más de 50% de los medicamentos se recetan, dispensan y venden de forma inadecuada, el 50% de los pacientes toman los medicamentos de manera incorrecta o incompleta y el recetado no es acorde a las directrices clínicas.1

++

Los ejes rectores de la política farmacéutica actual en México consideran, además de la innovación, disponibilidad y acceso, así como uso racional de medicamentos, la calidad, eficacia y seguridad de los fármacos como temas de gran importancia para todos.

++

La obtención de la calidad de un medicamento se encuentra dentro del marco regulatorio del país y permite, una vez cumplida la normatividad, obtener medicamentos eficaces y seguros.

++

La eficacia se entiende como la capacidad que tiene un fármaco de conseguir un efecto benéfico en condiciones ideales de uso; sin embargo, el término sólo se refiere a condiciones ideales, por lo que el uso en una población determinará su grado de efectividad, que se define como el grado en el que una determinada intervención, procedimiento, régimen o servicio puestos en práctica logran lo que se pretende conseguir para una población determinada. La eficiencia se refiere a los efectos o resultados finales alcanzados en relación con el esfuerzo empleado, en términos monetarios, de recursos y de tiempo. De la eficacia a la efectividad existen diferencias, tal es el caso del número de voluntarios y pacientes estudiados, que en la eficacia va de 1 000 a 10 000 y en la efectividad de más de 100 000. En el caso de la eficacia, la población excluye a niños, mujeres y pacientes con contraindicación, mientras que en la efectividad es un grupo heterogéneo. En el caso de la eficacia, a diferencia de la efectividad, tanto la dosis como las condiciones de uso son fijas y se evitan otros tratamientos.

++

Con respecto a la seguridad de los medicamentos, se busca que su utilización no produzca efectos tóxicos o adversos desproporcionados en relación con su beneficio; sin embargo, no existen medicamentos que estén libres completamente de efectos dañinos e inesperados, por lo que es necesario continuar vigilando al medicamento durante su uso. Si bien durante ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.