Skip to Main Content

++

Introducción

++

La vida moderna propicia que muchas personas enfrenten un tipo de contaminación desconocida para la mayoría, dado que es muy sutil y, por tanto, difícil de prevenir o evitar: se trata de aquella que se produce en el entorno más inmediato, el hogar, por el uso —muchas veces indiscriminado— de productos químicos. Según los expertos, las sustancias químicas presentes en todo tipo de productos de consumo constituyen la principal fuente de exposición humana total a compuestos.1

++

En un informe especial sobre la percepción de los consumidores acerca de los productos químicos, publicado en mayo de 2011, los resultados muestran que más de la mitad de la población de la Unión Europea es incapaz de identificar los productos químicos de uso diario como potencialmente peligrosos y rara vez sigue las instrucciones de seguridad (52 por ciento).2

++

Al igual que otros tipos de contaminación, supone impactos para la salud de la población, aunque muchas veces los estudios científicos sobre los efectos de la exposición a dosis bajas durante periodos prolongados son escasos y prácticamente nulos cuando se trata del estudio de los efectos sobre la salud de varios compuestos mezclados (lo que se denomina el efecto “cóctel”).3

++

Este capítulo aborda de manera sucinta la gran cantidad de sustancias químicas que se encuentran presentes en los productos de uso diario en el hogar.

++

Definiciones

++
Sustancia tóxica
++

Este término define a aquel elemento o compuesto o la mezcla química de ambos que, cuando por cualquier vía de ingreso, ya sea inhalación, ingestión o contacto con la piel o mucosas, causa efectos adversos al organismo, de manera inmediata o mediata temporal o permanente.4

++
Sustancia peligrosa
++

Aquel elemento o compuesto o la mezcla química de ambos que tiene características de corrosividad, reactividad, inflamabilidad, explosividad, toxicidad o biológico-infecciosas.4 Una sustancia química peligrosa presenta alguna o más de estas opciones:4

++

  • Riesgos a la salud. Pueden generar intoxicación por inhalación, quemaduras, daños en los tejidos vivos (quemaduras), lesiones, enfermedad grave o en casos extremos la muerte cuando se ingiere, inhala o se absorbe a través de la piel. El blanqueador, por ejemplo, es una sustancia muy irritante para las vías respiratorias.

  • Riesgos a la inflamabilidad. Una sustancia de este tipo presenta facilidad para encenderse y una vez ardiendo tiende a propagar sus llamas. Existen materiales sólidos que presentan esta característica, un ejemplo son las plaquitas de insecticida para mosquitos.

  • Riesgos de reactividad. Es la capacidad de las sustancias por sí mismas de detonarse, tener una descomposición explosiva o producir un rápido y violento cambio químico. Un ejemplo claro de estas sustancias es la sosa o los destapacaños, que cuando se colocan con agua generan calor y un burbujeo casi instantáneo.

++

Los cuadros 23-1 y 23-2 muestran los principales compuestos utilizados en la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.