Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La base del cráneo incluye el hueso frontal, el esfenoides, el temporal y el occipital. Los tumores que emergen dentro de la base del cráneo son inusuales y, por lo general, causan pocos síntomas hasta que crecen a un tamaño con el cual comienzan a afectar los nervios craneales. En ocasiones, un tumor asintomático puede diagnosticarse cuando se detecta una tumoración del oído medio durante una exploración otoscópica sistemática. Por desgracia, también es habitual que los pacientes se quejen de desequilibrio, acúfenos pulsátiles unilaterales, hipoacusia asimétrica leve, cefalea vaga, espasmos o entumecimiento faciales, así como que presenten un diagnóstico retrasado de tumor de la base del cráneo debido a una valoración incompleta. Por mucho, la mayoría de los tumores de la base del cráneo es benigna y puede tratarse con éxito mediante resección quirúrgica por un otorrinolaringólogo especializado en neurootología y cirugía de la base del cráneo. Un rastreo con imagen por resonancia magnética (MRI) del cerebro, la base del cráneo, o ambos, con y sin contraste con gadolinio, es en extremo sensible al diagnóstico de estos infrecuentes tumores con poco riesgo para el paciente. En el cuadro 65-1, se listan las neoplasias de la base del cráneo y sus características imagenológicas.

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 65-1.

Apariencia radiográfica de las neoplasias de la base del cráneo.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.