Skip to Main Content

++

1. INTRODUCCIÓN

++

Hay momentos en los que cualquier organización debe plantearse modificaciones importantes en sus estrategias de trabajo, que sin duda afectarán de forma importante a la visión de la misma. Momentos que vendrán marcados por el tiempo de la organización, y pueden surgir al plantearse abordar nuevos proyectos, o porque se quieran implantar nuevas tecnologías de la información. Según Edgar Shein1, en cualquier cambio planificado es fundamental el papel de la cultura organizacional, que funciona como una fuente primaria de resistencia al cambio.

++

Cada proyecto de cambio responde a realidades distintas, que se deben gestionar siguiendo la metodología más apropiada2,3 para minimizar el impacto organizacional que genera su implementación.

++

¿Por qué hay que gestionar el cambio?

++

Si gestionar un cambio conlleva riesgos, gestionarlo en una institución sanitaria —para y con— personas puede resultar complejo y difícil4,5. Para disminuir la complejidad, es necesario contar con la colaboración y aceptación de parte del personal de la organización para hacer una adecuada gestión de dicho cambio. Entendiendo como tal «el proceso planificado que permite alcanzar y consolidar, a través de distintas etapas, la visión de lo que queremos que llegue a ser la situación inicial» (Del Río y Terol, 2006).

++

Existen dos factores críticos de éxito para lograr el cambio: la calidad técnica (del proceso de cambio, de la innovación tecnológica elegida, etc.) y la aceptación por parte de los miembros del sistema.

++

La aceptación del cambio no tiene nada que ver con la calidad de la solución elegida, sino con el proceso mediante el cual se introduce el cambio. No cambiamos la organización, cambian las personas. Además, la resistencia al cambio es una respuesta humana normal. La característica común a todos los proyectos de gestión del cambio es que siempre están orientados a las personas. Esto hace que no exista un proyecto igual a otro.

++

Actualmente se están produciendo cambios en las organizaciones. Las nuevas tendencias están orientadas a:

  • Reducción de la jerarquía, con tendencia a la horizontalización de las organizaciones.

  • Mayor autonomía de los profesionales.

  • Reingeniería de procesos.

  • Introducción de políticas de calidad total.

  • Orientación al usuario.

  • Utilización de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en el proceso productivo.

  • Uso de Internet como medio de comunicación interno y externo.

  • Nuevas prestaciones en telefonía móvil que permiten mayor accesibilidad a los profesionales y a la información.

++

Igualmente se están produciendo cambios en el rol de los profesionales, influenciados por distintos motivos:

  • Modelos de gestión actual, que tienden a la corresponsabilidad y a la descentralización en la toma de decisiones, acercando estas al lugar de aplicación.

  • Desarrollo de competencias profesionales y evaluación de la práctica.

  • Desarrollo de distintos modelos de carrera profesional.

  • Fomento de una mayor autonomía y participación de los profesionales.

++

A su vez, el rol ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.