Skip to Main Content

++

Introducción

++

La inmunidad se refiere a la capacidad del organismo de no sufrir daño o enfermedad a consecuencia de una agresión (los ciudadanos romanos no eran sujetos del pago de impuestos, eran inmunes). Se considera que hay inmunidad natural o innata e inmunidad adquirida, la cual puede ser activa o pasiva y, en contraparte, las deficiencias de la inmunidad pueden ser innatas o congénitas y adquiridas.El organismo humano tiene una capacidad “natural” de defenderse de agentes externos, pero esta defensa se puede dividir por las etapas de participación; si el agente es externo y quiere penetrar están las primeras barreras en el sitio de entrada; la integridad de los epitelios, el tipo de epitelio (los epitelios con una sola capa de espesor se deben proteger por otros medios diferentes de los epitelios de varias capas; transicional, epidermoide o queratinizados, los que acumulan una proteína que impermeabiliza), la capacidad de producir sustancias “protectoras” o antisépticas (producción de antisépticos en la secreción lacrimal o producción de moco para atrapar a los microorganismos y después la eliminación mecánica de los gérmenes atrapados usando los cilios como “barredora” en las vías respiratorias) (cuadro 12-1).

++
Table Graphic Jump Location
Cuadro 12-1.

Inmunobiología (Garland, Science, 7a ed. 2008).

++

Aunque estos mecanismos están presentes y son una protección, sus fallas no se catalogan como inmunodeficiencias; aun así, como los pacientes con inmunodeficiencias congénitas (IDC) se presentan clínicamente con datos de infecciones recurrentes en los sitios habituales de entrada de gérmenes, se debe descartar la posibilidad de IDC.

++

Si los gérmenes rebasan esta primera barrera, entonces se encontrarían en la lámina propia de una mucosa o en la dermis de la piel y ahí podrían encontrar un ambiente propicio para su proliferación y desarrollo, producir sus secreciones (que pueden ser toxinas), lo que les permitiría crecer y proliferar. En este momento, el cuerpo tiene la tarea de limitar el crecimiento de los gérmenes y resarcir el daño de esta invasión.

++

La destrucción tisular genera productos químicos que activan los mecanismos de defensa, tanto celulares como humorales. Esto significa que los leucocitos son atraídos hacia el sitio de entrada y donde haya daño tisular para fagocitar las bacterias y poderlas eliminar. Los mecanismos humorales promueven la quimiotaxis de todos los participantes (neutrófilos, monocitos, eosinófilos, etc.), así como cambios vasculares (vasodilatación), incremento en la permeabilidad de la pared vascular (favoreciendo la salida de los leucocitos y productos proteicos plasmáticos). Estos mecanismos son englobados en la respuesta inflamatoria, que incluye la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.