Skip to Main Content

++

Introducción

++

La mortalidad por cáncer a nivel mundial presenta un claro patrón ascendente.1 En México, tal tendencia no es la excepción. En 2010 se observaron cinco veces más defunciones por neoplasias malignas que en 1992, y ocupan el tercer lugar como causa de muerte.2

++

La incidencia del cáncer varía de acuerdo con la edad, género, grupo étnico, país o región, y tiempo. Un factor de gran importancia en el desarrollo del cáncer es el envejecimiento de la población, debido al proceso de transición demográfica, donde las enfermedades transmisibles son reemplazadas por enfermedades crónico-degenerativas.Esta realidad conlleva importantes consecuencias en materia de salud, por tratarse de un grupo de edad con mayor vulnerabilidad a ciertas enfermedades derivadas del desgaste acumulado a través de los años o por la evolución natural de las enfermedades crónico-degenerativas.3

++

En la actualidad no se cuenta con información sobre las tasas de incidencia de cáncer en México, lo que se tiene es el número de casos nuevos notificados por los patólogos y médicos oncólogos incorporados al Registro Histopatológico de Neoplasias Malignas (RHNM), y los datos recién publicados por Globocan.4,5

++

Sin embargo, dada la alta letalidad de ciertos tumores como los del sistema nervioso central, hepático, páncreas y algunas leucemias, el comportamiento de la mortalidad constituye un indicador de gran utilidad para conocer su distribución en los distintos grupos de edad y regiones del país. También para la planeación de recursos de atención médica encaminados a su resolución a corto y mediano plazos.

++

Se sabe que 4 de cada 10 neoplasias malignas pueden prevenirse, 30% de los tumores malignos pueden detectarse y diagnosticarse en forma temprana, recibir óptimo tratamiento y alcanzar su curación. El cáncer en etapas avanzadas debe recibir tratamiento paliativo, mejorando así la calidad de vida de estos pacientes. En México, el acceso a programas de prevención y detección temprana del cáncer es muy limitado. Consecuencia de ello es que más de 70% de los pacientes con cáncer son diagnosticados en etapas avanzadas, y cerca de la mitad entre los 25 a 64 años de edad.5

++

El cáncer en México es un grave problema de salud pública. Es indispensable una mejor coordinación en la lucha contra este grupo de enfermedades, así como el desarrollo de un Plan Nacional para el Control de Cáncer. En diversos países se ha demostrado que éste es la mejor respuesta al creciente número de personas que recibe el diagnóstico de cáncer. Para la atención de aquellas neoplasias no prevenibles ni detectadas en etapas tempranas, es necesario fortalecer la infraestructura para el diagnóstico y tratamiento específicos.

++

También es indispensable la óptima coordinación entre los diferentes participantes del sector salud que permita la rápida referencia de pacientes a centros especializados, así como acceso a tratamientos multidisciplinarios, estandarizados, y cuando se requiera, el óptimo control paliativo. Sólo así se podrá ofrecer un control ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.