Skip to Main Content

++

Introducción

++

Es una enfermedad común en países subdesarrollados, afecta a 400 millones de niños en el mundo (aproximadamente 25% de la población infantil) y contribuye al aumento de la mortalidad en niños menores de cinco años. Los niños pequeños son particularmente afectados debido a que tienen una demanda metabólica incrementada de nutrientes durante la fase de crecimiento rápido y porque están en desventaja cuando los recursos alimenticios de una población son limitados. Sin embargo, la desnutrición energético proteica también puede encontrarse en la población geriátrica de los países desarrollados.

++

Los efectos de la desnutrición sobre el desarrollo infantil se subdividen en retraso en el desarrollo, daño intelectual y deficiencia inmunológica.

++

Retraso en el desarrollo

++

La comparación del peso y la talla de un niño con los valores de referencia para la edad constituye el método más confiable para estimar la desnutrición energético proteica. Es posible determinarla de acuerdo con el índice de masa corporal (IMC: peso en kilogramos entre altura en m2). Un IMC de menos de 16 kg/m2 es considerado como desnutrición (con un rango de 18.5 a 25 kg/m2). En términos prácticos, un niño con un peso menor de 80% de lo normal (de acuerdo con las tablas de referencia para cada país o región del mundo) es clasificado como desnutrido. Sin embargo, la pérdida de peso puede estar enmascarada por la presencia de edema generalizado. Otros parámetros de utilidad consisten en evaluar las reservas de grasa (midiendo el espesor de los pliegues cutáneos), la masa muscular (midiendo la circunferencia del brazo) y las proteínas séricas (albúmina y transferrina).

++

Daño intelectual

++

Aún es un tema controversial si la desnutrición energético proteica causa un daño en el desarrollo intelectual, aunque existe cada vez mayor evidencia respecto a que la desnutrición en los primeros dos años de vida provoca déficit permanentes. Algunos autores han reportado que el cerebro de los hijos de madres desnutridas o que cursaron con desnutrición energético proteica durante estos dos primeros años muestra atrofia, un número reducido de neuronas y defectos en la mielinización de la sustancia blanca.

++

Deficiencia inmunológica

++

La desnutrición energético proteica severa está asociada con defectos tanto en la inmunidad humoral como en la celular que resultan en una mayor incidencia de infecciones graves. Es probable que una inmunodeficiencia menos severa ocurra con menores grados de desnutrición hecho que, en parte, quizá sea el responsable de la mayor incidencia de infecciones gastrointestinales y respiratorias, y la mortalidad asociada, en niños desnutridos en países en desarrollo.

++

Marasmo y kwashiorkor

++

La desnutrición energético proteica en niños se presenta como un espectro clínico caracterizado por una ingesta dietética de proteínas y calorías inadecuada para las necesidades corporales. Los extremos de dicho espectro se conocen como marasmo y kwashiorkor, siendo este último el cuadro ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.