Skip to Main Content

++

Anatomía, histología y fisiología

++

El cuelo uterino o cérvix (palabra latina que significa “cuello”) es la porción inferior del útero que protruye dentro de la porción superior de la vagina. En promedio mide de 2.5 a 3 cm de longitud en la mujer adulta nuligrávida. Para su estudio se divide en ectocérvix y endocérvix. Este último es un canal en forma elíptica que mide en promedio 8 mm en su diámetro mayor, y consiste en crestas mucosas longitudinales formadas por centros fibrovasculares y revestidas por un epitelio columnar simple mucosecretor, el cual se continúa hacia arriba con la porción inferior del cuerpo uterino denominada istmo o segmento uterino inferior; y en su porción inferior se continúa con el epitelio escamoso ectocervical para formar la unión escamocolumnar, sitio de gran importancia, ya que en esta región se originan más de 90% de las lesiones precursoras de carcinoma cérvico-uterino y el carcinoma invasor como tal (figura 47-1A).

++
Figura 47-1.

Características del cuello uterino normal. A) Imagen microscópica (5×) de la unión escamocolumnar. B) Imagen macroscópica del cérvix normal. C) Imagen microscópica (10×) del epitelio exocervical, donde se aprecian de la profundidad a la superficie las capas que lo constituyen (basal, parabasal, intermedia y superficial). D) Expresión de los receptores de estrógenos, progesterona, Her-2 neu y Ki67 en el exocérvix normal.

Graphic Jump Location
++

La porción ectocervical (también conocida como exocérvix o porción vaginal) es dividida en labio anterior y posterior, el anterior es más corto y de proyección más baja en comparación con el posterior (figura 47-1B). El exocérvix está compuesto de una mezcla de tejido fibroso, muscular y elástico, y revestido por un epitelio escamoso estratificado no queratinizado, similar al de la vagina, que en edad reproductiva es rico en glucógeno por efecto hormonal; es dividido en tres capas para su estudio: capa basal/parabasal o germinal, capa media o estrato esponjoso, y capa superficial. La capa basal está compuesta de células con escaso citoplasma, núcleo oval a cuboidal y cromatina densa, y es responsable de la continua renovación del epitelio; inmediatamente por arriba se encuentran las células parabasales, las cuales son más grandes que las basales por un ligero aumento en su citoplasma. La capa media o estrato esponjoso está compuesto por células con citoplasma más abundante y núcleo vesicular más pequeño. La capa superficial contiene la población celular más madura, con células de citoplasma claro y abundante, y núcleos picnóticos, redondos y regulares (figura 47-1).1-3 Las tinciones de inmunohistoquímica para receptores de estrógenos (RE) y progesterona (RP) son predominantemente positivas hacia la capa basal, así como el factor de crecimiento epidérmico, incluyendo receptores para HER-2 neu. Las mitosis se localizan hacia la capa parabasal, pero no en la capa basal, lo cual puede ser evidente con la tinción de Ki67.4,5

++

El epitelio exocervical es ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.