Skip to Main Content

++

TRABAJO DE PARTO Y PARTO

++

FUNDAMENTOS PARA EL DIAGNÓSTICO

  • El trabajo de parto es una secuencia de contracciones uterinas que da por resultado el borramiento y dilatación del cuello uterino y los esfuerzos voluntarios de pujo que conducen a la expulsión de los productos de la concepción a través de la vagina.

  • El parto es el modo de expulsión del feto y de la placenta.

++

Patogenia

++

El trabajo de parto y el parto constituyen un proceso fisiológico normal que la mayoría de las mujeres experimenta sin complicación alguna. El objetivo del manejo de este proceso es fomentar un parto seguro tanto para la madre como para el neonato. Además, el personal debe esforzarse por hacer que la paciente y quienes la apoyan se sientan bienvenidos, cómodos e informados a lo largo del proceso del trabajo de parto y el nacimiento. Debe alentarse el contacto físico entre el neonato y sus progenitores; hacer el máximo esfuerzo por fomentar la interacción familiar y apoyar el deseo de unión de la familia. La función del obstetra o la partera y del equipo asistente es anticipar y manejar las complicaciones que pudieran surgir y dañar a la madre o al feto. Al tomarse la decisión de intervenir, debe considerarse detalladamente, ya que conlleva tanto beneficios como riesgos. En la mayoría de los casos, el mejor manejo puede ser la observación cercana y, en caso necesario, una cauta intervención.

++

Preparación fisiológica para el trabajo de parto

++

Antes del inicio del trabajo de parto verdadero, es común que se presenten diversos cambios fisiológicos preparatorios. El asentamiento de la cabeza del feto en el borde de la pelvis, conocido como aligeramiento, por lo general sucede dos o más semanas antes del trabajo de parto en el primer embarazo. En mujeres que ya han tenido hijos, es frecuente que el aligeramiento no suceda sino hasta el inicio del trabajo de parto. Desde el punto de vista clínico, es posible que la madre note un aplanamiento de la parte superior del abdomen y una creciente presión sobre la pelvis. Este descenso del feto con frecuencia se acompaña de una disminución de los malestares asociada con el amontonamiento de los órganos por debajo del diafragma (p. ej., acidez y falta de aire), y de un aumento en la incomodidad pélvica y en la frecuencia de la micción.

++

Durante las últimas 4 a 8 semanas de embarazo se presentan contracciones uterinas indoloras de frecuencia cada vez mayor. Estas contracciones, conocidas como contracciones de Braxton Hicks, pueden ocurrir con mayor frecuencia, a veces cada 10 a 20 min, y con mayor intensidad, durante las últimas semanas del embarazo. Cuando estas contracciones se presentan a principios del tercer trimestre, es necesario diferenciarlas del verdadero trabajo de parto pretérmino. Más adelante, se convierten en causa común del “falso trabajo de parto”, que se distingue por la falta de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.